Santo Domingo. La Policía y las Fuerzas Armadas darán protección a las empresas que decidan retirar por cuenta propia sus mercancías de los puertos, tras el paro de tres días que fue levantado ayer por la Federación Nacional de Transporte Dominicano (Fenatrado).

Así lo informó el director de la Policía Nacional, mayor general Ney Aldrin Aldrin Bautista, luego de reunirse con el presidente del Consejo de la Empresa Privada, (Conep), Pedro Brache.

Momentos antes el empresario se había reunido con el ministro administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, quien le comunicó la disposición presidencial de adoptar las medidas de seguridad para la carga privada ante la negativa de Fenatrado.


Brache reveló que el sindicato mantenía paralizadas en los diversos puertos del país mercancías con un valor superior a los US$400 millones, en más de 6 mil contenedores varados.

“Fenatrado debe entender que nosotros somos sus principales clientes y que ellos son parte de la solución del problema, pero con precios competitivos y un servicio de calidad”, argumento el máximo representante de la cúpula empresarial en el país.

El empresario explicó a reporteros del periódico El Día  que entre las mercancías paralizadas debido al paro había alimentos perecederos y medicamentos que debían llegar al consumidor final.

También detalló que había productos esenciales para la celebración navideña, por lo que calificó la acción de los camioneros como un atentado a la seguridad nacional.

El origen del conflicto

Desde hace varios días Fenatrado paralizó el transporte de carga en todos los muelles del país, debido a un conflicto con empresas que construyen diversas obras en el noroeste del país. como es la Constructora Malespín, la cual se negaba a darle participación a los camioneros afiliados a Fenatrado.

Producto de ese conflicto alrededor de 10 transportistas de Montecristi fueron apresados, lo que se convirtió en otra de las demandas del sindicato que ahora dirige el diputado Ricardo de los Santos.

Este problema que se produjo en una provincia fue propagada a nivel nacional por el sindicato que agrupa a los transportistas.

Los puertos afectados

Entre los puertos cuyas operaciones se vieron afectadas durante los últimos días están las principales terminales de donde entra y sale mercancía de importación y exportación.

Entre ellos se destacan el muelle de Haina Oriental y Occidental; el Multimodal Caucedo, ubicado en Boca Chica, la terminal de Puerto Plata, Samaná, el de Azua, Manzanillo en Montecristi, de donde se exporta el 80 por ciento de los bananos dominicanos hacia Estados Unidos y Europa.

En tanto, el director ejecutivo del Consejo Nacional de Competitividad, Rafael Paz, señaló que los bloqueos que Fenatrado acostumbra a realizar en los puertos del país representan un desbalance a las recaudaciones del Estado de aproximadamente 40 millones de pesos por hora, lo que se convierte en un atentado contra el bienestar de la familia dominicana y todos los sectores productivos, por lo que llamó a detener esta acción.

Mediación.

La directora del Intrant y el Gobierno mediaron en el conflicto entre Fenatrado y empresarios por el transporte de carga.

Afectados.

Camioneros saludaron la decisión de reiniciar los trabajos, ya que el paro los afectaba económicamente.

Pérdidas.

El Consejo de Competitividad afirmó que el país pierde acerca de RD$40 millones por cada hora de paro que realiza Fenatrado.

Transporte caro

Estudios del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) colocan el transporte de carga del país como el más caro de la región, por encima de Honduras, Colombia y Belice.

Finjus llama frenar “abusos” de choferes

La Fundación Institucionalidad y Justicia reclamó ayer al Estado frenar los “abusos y la violación reiterada” a la ley por parte de Fenatrado.

La entidad atribuyó esas acciones al interés de los transportistas de imponer a los sectores productivos una serie de privilegios “irritantes” para sus afiliados, mediante el impedimento de entrada y salida de mercancías de los diferentes puertos.

Dijo que el reclamo de Fenatrado de la entrada del 50 por ciento de la carga pesada en el país evidencia la gravedad de la crisis institucional que afecta al Estado.

“Este tipo de actos se podría percibir como una falta de voluntad política para detener esta grave lesión a la economía y la sociedad”, agregó la Finjus.