Brasil. El magnate Marcelo Odebrecht, implicado en el mayor escándalo de corrupción de la historia de Brasil, salió el martes de una cárcel de Curitiba (sur) donde purgaba una pena de diez años para pasar a régimen de prisión domiciliaria, constató un reportero de la AFP.



Odebrecht, de 49 años, cuyas confesiones hacen tambalear a varios gobiernos en América Latina, fue trasladado en un automóvil 4×4 de color negro, con escolta, hasta el juzgado de primera instancia donde debe colocársele una tobillera electrónica. Desde allí debería dirigirse a su domicilio en Sao Paulo (sudeste), de donde no podrá salir más que en contadas ocasiones y recibir un número limitado de visitas.

Nota relacionada: Marcelo Odebrecht y funcionarios aceptaron delatar a políticos sobornados



Entérate más:  La Onamet prevé lluvias débiles en horas de la tarde