Los moteles o cabañas son el punto de encuentro de diversas personas para tener relaciones sexuales, por la privacidad y comodidades que ofrecen.

Estos lugares se convierten en escapadas románticas de parejas, pero también en escenarios donde se consumen relaciones extramaritales, casuales y no consentidas.

Sin embargo, precisamente por el hecho de ser visitados por distintas personas a lo largo de un mismo día, representan ciertos riesgos y peligros, tanto para la salud como en sentido general.

Las cabañas o moteles de por sí no son malas, como con el tiempo se ha promovido. Lo malo sucede cuando se va con intenciones malévolas o diferentes al disfrute sexual consensuado, o cuando no se toman las medidas de lugar.

Lo importante es actuar para prevenir cualquier situación, así como que quienes acudan realmente quieran estar allí y con la intención de una experiencia mutua positiva.

EL VIDEO INSERTADO EN EL ARTICULO EXPLICA CUALES SON LOS PELIGROS.

Fuente: Rexpuestas.com

Entérate más:  Ministro de Salud: “Un 5.6 % población falta por vacunar para que país llegue a niveles esperados”