Santo Domingo. Anoche se realizó la premier de la película Veneno, inspirada en el rey de la Lucha Libre en República Dominicana, Rafael Antonio Sánchez, mejor conocido como Jack Veneno, el film dirigido por Tabaré Blanchard no tiene desperdicio, simplemente quedó espectacular, es por ello que vamos a indicar los 7 motivos por los cuales usted debe ir al cine a disfrutar de esta entrega denominada “Primera caída”.

1.Las actuaciones no tienen desperdicio, Manny Pérez quedará a partir de esta entrega en un lugar especial del cine dominicano, aunque ha demostrado que es un gran actor, pero el trabajo realizado junto a Pepe Sierra, quien interpreta a “Relámpago Hernández” merecen una ovación especial por el reto que representa encarnar a estos dos personajes del bien y del mal que reunieron a tantas familias frente a sus televisores en un entretenimiento que en su época rompió todos los récords de audiencia, ni hablar de Richard Douglas ( Vampiro Cao), quien posee un papel importante dentro del desarrollo, logrando una conexión instantánea con los espectadores, ni hablar de Yamilé Scheker quien ilustra a Doña Tatica, (Madre de Jack Veneno), su veteranía le hacen merecer toda clase de elogios, una madre preocupada por la vida que lleva su hijo dentro del cuadrilátero y todas las barbaridades que tuvo que pasar intentando frenar el sueño de su hijo, en cuanto a Ovandi Camilo, quien representa a Silvio Paulino, este legendario narrador, por demás icónico, le pone el toque de humor necesario sin caer en lo chabacano ni en los chistes vacíos propios de otras producciones criollas, sin olvidar a Xiomara Rodríguez, la madre de Relámpago Hernández, con otra buena actuación.

2. Veneno muy buenos efectos especiales que encajan muy bien de principio a fin en toda la entrega.

3. La música, aunque un poco alta, es simplemente buena, una selección de la década de los 70s acompañados del toque de Rita Indiana, destacándose el famoso “Juidero”.

4. La fotografía de Veneno es excelente, se observa a una República Dominicana con todos los elementos característicos de aquella época, incluso con tomas amplias en los que todo fue tomado en cuenta.

5. El guion, la debilidad de la mayoría de las películas criollas, aquí queda abolido, tenemos miles de historias que merecen ser bien escritas y recreadas, este es uno de los mejores ejemplos de que cuando se pone empeño se puede.

6. Es un drama de acción con leves pinceladas de suspenso, acción y terror bien conjugados en 96 minutos que lo que dura la película.

7. El último motivo, es que apoyando lo bueno se busca que el cine dominicano siga mejorando, cumpliendo con todos los estándares para que sea disfrutado y entendido en cualquier rincón del mundo.

Felicidades a Ricardo Bardelino, productor ejecutivo y gestor de esta película que pudo haberse quedado en un libro, pero él insistió para que hoy sea una realidad.

“El pueblo quiere lucha, que luche Jack Veneno”