SANTO DOMINGO. La jueza suplente del Sexto Juzgado de la Instrucción de Santo Domingo Oeste, Nicol Mejía, declaró inadmisible la solicitud de coerción real con la que los parientes de Yuniol Ramírez buscan sean embargados los bienes por valor de 400 millones de pesos de los imputados Manuel Rivas, José Antonio Mercado Blanco, Faustino Rosario y Eddy Santana Zorrilla.

Estas personas están vinculadas al asesinato del catedrático y abogado Yuniol Ramírez, cuyo cadáver fue encontrado sujetado a dos bloques de concretos en un río de Santo Domingo Oeste. Ramírez supuestamente pedía una suma de dinero al Manuel Rivas para evitar denunciar un escándalo de corrupción en la Oficina Metropolitana de Autobuses (Omsa).

La nota del Diario Libre indica que asimismo, la magistrada Mejía suspendió el conocimiento de revisión de la medida de coerción a los involucrados en el asesinato del catedrático de la UASD hasta que la Suprema Corte de Justicia falle una recusación que hay contra los jueces de la Corte de Apelación.