La NBA vivió anoche una jornada histórica para tres de sus estrellas, ya que el dominicano-estadounidense Karl Anthony Towns, LeBron James y Kemba Walker entraron en los registros de la liga con actuaciones estelares.

Cleveland derrotó a Charlotte 118-105 gracias a una espectacular noche de LeBron James, que igualó una marca estratosférica de Michael Jordan al sumar 886 encuentros consecutivos con 10 o más puntos, una serie que está vigente desde enero de 2007.



«Cada vez que mi nombre se menciona al lado del de Mike (Jordan) u otros grandes jugadores, eso me demuestra que lo que hago está bien», dijo «El Rey» tras el partido.



El otro nombre propio de ese choque fue el del base Kemba Walker, quien se convirtió en el máximo anotador de la historia de los Hornets.



Con una entrada a canasta en los compases finales, Walker superó -con 9841 tantos- a Dell Curry, padre de Stephen Curry, quien tenía previamente el récord con 9839.

Entérate más:  Paulino sustituye a Linares como dirigente de los Leones

Al final del encuentro, la emoción y las lágrimas embargaron al base, que se quedó en 21 puntos contra los Cavs.

«No debería estar aquí, mucha gente de mi entorno no llega hasta aquí. Ha sido un largo camino pero es un gran logro, estoy emocionado. Me hubiera gustado jugar mejor y ganar el partido pero es increíble», dijo con la voz entrecortada.

«Quiero ser tan bueno como pueda serlo. Eso es lo que estoy intentando hacer. Todo es posible. Si yo puedo hacerlo, todos pueden. Con trabajo y con dedicación los sueños se hacen realidad», añadió.

Los Hornets, que no jugarán los playoffs, sucumbieron ante los 41 puntos, 10 rebotes y ocho asistencias de LeBron.

El base español José Calderón volvió al banquillo tras el regreso del escolta Rodney Hood al equipo titular y aportó cuatro tantos y dos asistencias en 14 minutos sobre la cancha.

– Towns, el más joven desde Shaquille –

Mientras LeBron y Kemba son estrellas establecidas de la liga desde hace años, el pívot de los Timberwolves de origen dominicano Karl-Anthony Towns lleva solo tres temporadas en la NBA pero anoche firmó una gesta que no lograba nadie a los 22 años desde la leyenda Shaquille O’Neal, en 1994: anotar 56 puntos.

Entérate más:  Leones del Escogido contratan al utility Mike Brosseau

Con esa marca, Towns batió además el récord anotador de Minnesota, en la victoria 126-114 ante Atlanta.

«Veía que mis compañeros me daban muchos pases, me incitaban a tirar y me decían ‘todavía ocho puntos’, ‘todavía seis puntos’. Mi objetivo era simplemente ganar el partido», apuntó.

Los Wolves necesitaban el triunfo ya que luchan desesperadamente por entrar en los playoffs en la Conferencia Oeste.

Actualmente ocupan el séptimo lugar, con un balance de 43 victorias y 33 derrotas.

La jornada para los «Lobos» fue redonda porque los Jazz perdieron 94-97 ante Boston Celtics en un encuentro que habían dominado casi desde el principio.

Los «Verdes», sin los lesionados Gordon Hayward, Kyrie Irving ni el pívot dominicano Al Horford, necesitaron un triple en el último segundo del alero Jaylen Brown para sumar un nuevo triunfo que los mantiene estables en el segundo puesto del Este, mientras los Jazz cayeron al octavo y último que da acceso a los playoffs en el Oeste.

Entérate más:  Natacha y Sussy dos Gigantes de la pelota dominicana

El base español Ricky Rubio anotó 14 puntos, repartió 10 asistencias y capturó 8 rebotes pero su pobre serie en el tiro (4/14) le acabó pasando factura a su equipo.