Si va a cancelar a alguien todo está en cómo hacerlo. Ahora ha cancelado a dos importantes actrices del país. Carlota Carretero, que había manifestado su intención de jubilarse, y a Elvira Taveras directora de la Escuela Nacional de Arte Dramático.

Señala el periodista Alfonso Quiñones que sin previo aviso, ambas artistas han sido sustituidas, como si se tratara de delincuentes.

Una sin que hiciera sus gestiones de jubilación y sin previo aviso y la otra año y medio después de haber sido llamada por las actuales autoridades, sin miramiento alguno, y mientras se encontraba representando el arte del país en el 8vo Festival Internacional de Teatro de Lawrence, en Massachusetts, con la obra Divorciadas, evangélicas y vegetarianas.

La nota completa de esta interesante crítica está  en notaclave.com

Entérate más:  El Kremlin cree que Biden está "fundamentalmente" equivocado sobre Rusia