Los ánimos realmente se calentaron cuando los Padres de San Diego y Rockies de Colorado intercambiaron pelotazos y golpes durante el encuentro del miércoles.

Las facturas del pelotazo que recibió Manny Margot un juego antes y lo mandaron al hospital fueron cobrados por Luis Perdomo a Nolan Arenado.





El lanzador Luis Perdomo de los Padres abrió la tercera entrada con un bola que pasó por la espalda de Nolan Arenado quien lanzó su casco al suelo y cargó con todo contra el lanzador.



Perdomo le lanzó el guante y retrocedió mientras Arenado seguía a la carga y le lanzaba golpes.

Indica el portal Albat.com que las bancas se vaciaron por completo y varios peloteros intercambiaron golpes mientras otros intentaban calmar la situación con un Arenado enfurecido.

Entérate más:  Leones anuncian el regreso de Estevan Florial