El dominicano Gary Sánchez, con un jonrón en la novena entrada, fue decisivo en el triunfo de sus Yankees ante los Mellizos, al igual que el venezolano Ronald Acuña, que conectó el primer imparable de su carrera en el triunfo de sus Bravos ante los Rojos.

En Nueva York, Sánchez conectó un inatrapable de tres carreras en el noveno inning frente a su compatriota Fernando Rodney y los Yankees se impusieron 4×3 a los Mellizos de Minnesota, sumando además su sexta victoria al hilo.



«Se le veía con mucha confianza», dijo su técnico Aaron Boone al final del partido.



«Sé que Fernando Rodney es un buen pitcher y que lanza fuerte pero estaba esperando una bola que pudiera golpear», apuntó por su parte Sánchez.



El dominicano de 25 años selló el 59º vuelacerca de su carrera.

«Definitivamente fue un momento muy emocionante», señaló el quisqueyano.

En Cincinnati, el venezolano Ronald Acuña, el jugador más joven de las Grandes Ligas a sus 20 años, demostró que está preparado para los focos.

No en vano, junto al curazoleño Ozzie Albies, de 21, conectaron sendos jonrones y remolcaron cinco carreras para dar la victoria 7×4 a sus Bravos de Atlanta frente a los Rojos de Cincinnati.

Acuña golpeó la bola a 170 km/h en el primer jonrón de su carrera, mandándola por encima del muro para delirio de sus compañeros.

Por si fuera poco, sumó un sencillo y un doble a una actuación magistral.

«Siempre es bueno lograr ese primer jonrón. Destrozó esa bola pero solo demostró lo que aporta. Ese juego de piernas va a ser muy valioso para nosotros, la forma en la que corre y lo atlético que es. Definitivamente hace que nuestro equipo sea mejor», apuntó el técnico de los Bravos, Brian Snitker.

«Los que son realmente buenos tienen un impacto inmediato en el juego. Este chico tiene aptitudes. Es genial tenerle con nosotros», añadió.

El venezolano, por su parte, se mostró feliz tras su actuación.

«Fue un momento realmente único. Disfruté muchísimo conseguir el primer jonrón de mi carrera en Grandes Ligas. Fue una experiencia única en la vida», subrayó Acuña.

Mientras, en Baltimore, el también vinotinto Wilson Ramos envió la bola a la grada para que sus Rays arrancaran una victoria 9×5 ante los Orioles.

Los de Tampa suman seis triunfos consecutivos, su racha más larga desde 2014.

En otros resultados de la noche, los Piratas ganaron 1×0 a los Tigres, los Diamondbacks 8×2 a los Filis, los Cardenales 4×3 a los Mets, los Marineros 5×4 a los Indios, los Medias Rojas 5×4 a los Azulejos, los Cachorros 1×0 a los Cerveceros y los Medias Blancas 6×3 a los Reales.