Bonao. Los familiares de Jeffrey Alexander Tavárez, asesinado a tiros el pasado lunes, pidieron todo el peso de la ley contra la señora Daniela Burgos Santos, de 21 años, acusada de contratar a cuatro sicarios para matar a su pareja sentimental, supuestamente para quedarse con la fortuna y las propiedades de la víctima.

Su tía Giselle Payano y una prima que se identificó como Stephanie Guichardo, dijeron creer en las acusaciones contra Burgos, añadiendo que fue un crimen motivado por la ambición de quedarse con todo.



Reveló que Tavárez iba manejando y que cuando le dispararon una de las balas impactó una parte del panel del carro, perdió el control y chocó.



“Cuando chocó, los atacantes fueron hasta el carro, abrieron la puerta y siguieron disparándole”, narró la tía.

A Burgos, quien tenía tres años de relación con el occiso, le imputan haber pagado $300 mil pesos a los sicarios, entre los que se encuentra un hermano y un primo.

Entérate más:  Confiscan 239 paquetes de cocaína durante un operativo en Peravia

Los acusados son David Adames Villamán, Pedro Luis Henríquez, Andy Ferrera Núñez y Dauryn Manuel Burgos. También les habría pagado con caras joyas como anillos y cadenas, según la supuesta confesión de los acusados.

Indica el periódico Diario Libre que Burgos, quien está embarazada de 19 semanas, niega los cargos y dijo no ser capaz de mandar a asesinar a su pareja.

Un vídeo que circula en las redes sociales muestra cuando fue golpeada por otra reclusa en la celda del cuartel policial de Piedra Blanca, lo que la puso en riesgo de un aborto y por lo que fue ingresada en el hospital.

Nota relacionada: Golpean en la cárcel a la sospechosa de haber mandado a matar su pareja en Bonao