Por Miguel Melenciano: Bronx, Nueva York.El presidente de la Asociación de Bodegueros de los Estados Unidos, ASOBEU, Ramón Murphy recriminó la actitud, y el manejo erróneo de la situación por parte del propietario de la bodega“Chicky and Cruz Grocery” en donde busco albergue el joven Lesandro “Junior” Guzmán Feliz, tras ser perseguido por la pandilla que le quitó la vida.

Murphy expresó que junto a miembros de Asobeu, han analizado los videos que recogen minuto a minuto todo lo que aconteció dentro y fuera del negocio, y determinaron, que hubo tiempo suficiente para llamar la policía a través del 911 y evitar esta terrible tragedia.



“Nuestra organización tiene definida a las bodegas, como un espacio familiar, en donde, el padre, la madre, los hermanos y demás familiares, interactúan con los bodegueros, hasta, asuntos personales en busca de concejos”, explicó el también dirigente comunitario.



Señalo que en estos negocios al detalle, además, se le otorga pequeños créditos para la compra de alimentos, los padres les dejan la llave del hogar a los hijos para cuando regresan de la escuela, y es el lugar por excelencia para reunirse con amigos a compartir un momento.

Entérate más:  Emiten billete de RD$2,000.00 serie 2021


Fundamentado en esos principios que rigen la asociación presidida por él, (Murphy) enfatizó que el propietario de la bodega, debió defender la integridad física de Junior, hasta con su vida, ya que este niño, solo pedía protección y se encontraba totalmente desalmado, y las bodegas para nosotros es más que un negocio. Es un espacio para la familia.

Ramón Murphy

Finalmente, Ramón Murphy manifestó su sentida condolencia a la madre y demás familiares de Junior Guzmán Feliz, y espera que hecho tan lamentable como este, no se vuelvan a repetir, así mismo manifestó que solicitara a la Policía de Nueva York, la impartición de seminarios a los bodegueros, con el objetivo de que adquieran conocimiento de cómo manejar este tipo de evento, en caso de que se presenten.