Comunidades de la cordillera Central en la provincia de Santiago, han sido afectadas por varios incendios forestales, lo que preocupa a ambientalistas.

Mientras autoridades del Ministerio de Medio Ambiente dijeron que investigan el origen de esos fuegos.



Sequía. Agricultores atribuyen los incendios forestales a una prolongada sequía en la zona.

Indica el periódico Listín Diario que los incendios han afectado cientos de tareas de pino y otras especies en las comunidades Jánico, Damajagua, Juncalito, Hoyo de Bao, Corocito, Guazuma, Las Manaclas, entre otras de la provincia de Santiago.

El ecologista Winston Vásquez, coordinador del Movimiento Tiempo Verde, dijo que esos incendios tienen que ser investigados a profundidad para determinar si en los mismos actúan manos criminales.



Vásquez manifestó que es penoso que la Sierra, que es una de las reservas forestales del país, esté siendo socavada por la mano criminal del hombre. Sostuvo que además de la deforestación desmedida, ahora se suman los fuegos forestales.

Miembros de Medio Ambiente han hecho frente a los incendios, pero tienen limitaciones por la falta de vehículos, equipos y por el difícil acceso a muchas de esas localidades.

Periodistas del Listín Diario trataron de comunicarse con directivos de la Sociedad Ecológica del Cibao (SOECI), para conocer su reacción en torno a esa problemática pero no fue posible.

Agricultores de la zona dicen que los fuegos son provocados por la fuerte y prolongada sequía que afecta a la zona.

No obstante, el ambientalista Pedro Bisonó manifestó que hay personas que se dedican al monaquismo que también provocan incendios en zonas montañosas.

En comunidades del municipio de Monción, pobladores de la zona dicen que desde el domingo se sentían ligeros incendios forestales que amenazaban con aumentar sus llamas y sus extensiones, pero que las lluvias del lunes acompañadas de fuertes lluvias los desactivaron.