Por Spain Business School

Hace un tiempo un estudio de la Universidad de Oxford aseguraba que en torno a 700 profesiones serán reemplazadas por procesos automatizados en los próximos 20 años. Esto supone la pérdida de 1.600 millones de puestos de trabajo en este lapso de tiempo. Aunque esta noticia genera a primeras luces un impacto desalentador, lo cierto es que la dinámica del conocimiento impulsado por la economía cada vez más digital, impulsa a un conglomerado de nuevas profesiones cada vez más demandadas por las exigencias de esta era y que sólo pueden ocupar los profesionales que estén preparados para ello.

Escuchamos continuamente hablar de nuevas profesiones que hasta hace pocos años ni existían y que exigen que los profesionales tengan unas habilidades y conocimientos específicos. Analizando este contexto, es evidente que la tecnología ha transformado nuestra forma de vida y con ello, el escenario laboral en el que vivimos. Podemos decir entonces que el empleo no se destruye, sino que se encuentra en transformación”, afirma Miguel Ángel Blanco Cedrun, CEO Fundador y Decano de Spain Business School.

Dentro de este contexto, algunos de los perfiles digitales que se demandan son los siguientes:

1. Growth Hacker. Perfil del profesional encargado de hacer crecer las empresas en nuevos mercados y combina conocimientos de programación, ingeniería y marketing.

2. Hacker blanco. Es un experto en seguridad informática que ayuda a prevenir y combatir el ciberdelito.

3. Experto en Big Data. Son los profesionales que analizan, observan y hacen comprensibles y útiles los datos de cara a las empresas donde trabajan.

4. Digital Marketing Manager. Es el responsable del control y la puesta en marcha del plan de marketing digital de una empresa o marca.

5. Social Media Manager. Es el responsable de la planificación de la estrategia en redes sociales. No hay que confundirlo con el Community Manager, otro perfil muy demandado, que es quien ejecuta la estrategia.

6. Especialista en SEO y SEM. El experto en SEO es el encargado del posicionamiento orgánico de la empresa en los buscadores y el especialista SEM es el encargado de la publicidad de pago online. Ambos profesionales trabajan juntos para posicionar una compañía entre los primeros resultados en motores de búsqueda.

7. Analista de datos. Es el encargado de medir y analizar los resultados de las acciones online. Es quien ofrece un significado a los datos recopilados a través de las distintas herramientas online de medición.

8. eCommerce Manager. Es el responsable de comercio electrónico o tienda online de la compañía con el objetivo de hacerlo crecer. Tiene que tener conocimientos tanto de marketing como tecnológicos y saber dirigir equipos.

9. Experto en usabilidad. Es el profesional encargado de garantizar que las apps y webs sean amigables y fáciles de usar. Tiene que tener conocimientos en programación web, diseño web, arquitectura web y, en general, del mundo digital.

10. Especialista en Machine Learning o Aprendizaje Automático. Se trata de profesionales con los conocimientos para desarrollar procesos de integración humano-máquina en los espacios de trabajo, proyectos de aprendizaje automático y dispositivos inteligentes.

Habilidades blandas para asumir nuevas formas de trabajo

La actualidad también está dando al traste con las viejas rutinas de trabajo: como la jornada de 09:00 AM a 05:00 PM en los espacios restringidos de una oficina. La nueva realidad abre paso a la movilidad de los talentos profesionales y del espacio de trabajo, así como a la gestión flexible del tiempo y la contratación.

Tener los conocimientos para desempeñar un trabajo no es suficiente, las empresas necesitan más que nunca profesionales con soft skills o habilidades blandas: comunicación, trabajo en equipo, creatividad, resolución de problemas, gestión del tiempo, saber procesar información, empatía, deseo de aprender… Todas ellas son habilidades exclusivas del ser humano que ayudan a impulsar la tecnología y que son demandadas por los trabajos no automatizados.

En el lado de las empresas, el futuro es para todas aquellas que sepan ser capaces de adaptarse a las necesidades digitales y atraer y retener el talento que necesitan. Está claro que la tecnología está transformando las empresas, así como las habilidades exigidas, lo que provoca en muchos casos dificultades para conseguir los perfiles que buscan. Para las escuelas de negocios, la transformación digital nos exige prepararnos para afrontar los cambios e ir adaptando nuestra formación a las necesidades de cada momento”, agrega Blanco Cedrun.

Cada año, Spain Business School recibe unos mil estudiantes de máster en las áreas de marketing digital, comercio electrónico, analítica web, negocios digitales y emprendimiento. Cada vez más estudiantes provienen de países de América Latina, especialmente desde México, Colombia, República Dominicana, Ecuador y Venezuela.

Considerada en el top five de los programas MBA en España, Spain Business School aplica una metodología de formación que se distingue por la flexibilidad y personalización de su sistema de enseñanza, la tutorización continua por parte de sus docentes y sobre todo la aplicación práctica (a través del método del caso) de los conceptos teóricos que incorporan a los programas y asignaturas.

Acerca de Spain Business School

Spain Business School es una Digital Business School pionera en España en formación digital, consultoría y transformación de las organizaciones.

Entendemos que Internet lo ha cambiado todo, y por ello ayudamos a los particulares y acompañamos a las empresas en su proceso hacia lo digital, que es ya una realidad presenteAsí que ¡Dile hola a la oportunidad!

Nuestra escuela está formada, en su accionariado, en su consejo académico y en su equipo docente, por profesionales con una amplísima experiencia en el sector digital. Profesionales que han vivido el nacimiento de Internet en nuestro país en sus distintas compañías.

En Spain Business School creemos además en la función social que desempeñamos y mediante la Fundación se conceden becas y ayudas al estudio y a la investigación de manera que la formación y el desarrollo en materias digitales para la gente que lo necesite, esté garantizado.