Altice aclara un confuso intento de embargo registrado hoy en su sede principal ubicada en la avenida Núñez de Cáceres, aclarando que no hubo daños físicos a sus empleados, como tampoco sus clientes.



Esta es la nota que envía Altice explicando lo acontecido hoy:

«Con relación a las informaciones que han circulado en los medios sociales, aclaramos que lo acontecido hoy 19 de septiembre, en horas de la mañana, en nuestra oficina principal, se trató de un intento de embargo ejecutorio basado en procedimientos cuestionables.



El mismo fue resuelto dentro del marco establecido para este tipo de casos.

Confirmamos que durante el evento la situación fue controlada, sin daños físicos a nuestros empleados, visitantes o nuestras instalaciones. Nuestras operaciones continuaron sin mayores interrupciones, sin impacto negativo a nuestros clientes.

Es lamentable que este tipo de acciones pasen con empresas como la nuestra con un alto nivel de responsabilidad social, legal y económica.» Fin del comunicado.

Entérate más:  El huracán Fiona se fortalece y avanza a las Bermudas