China convocó este sábado al embajador de Estados Unidos, y le comunicó una «protesta solemne» por las sanciones adoptadas por Washington contra Pekín por la compra de armas rusas, informó el Diario del Pueblo, órgano del Partido Comunista, en el poder.

Washington anunció el jueves haber sancionado por primera vez a una entidad extranjera por la compra de armas rusas, en concreto a una unidad de las fuerzas armadas chinas que adquirió aviones caza y misiles tierra-aire.



Pekín ya se había manifestado «indignada» por estas sanciones el viernes.

El embajador estadounidense ante China, Terry Branstad, fue convocado por el ministro adjunto de Relaciones Exteriores, Zheng Zeguang, precisó el Diario del Pueblo en su edición en línea.