La agencia de Aduanas y Protección de Fronteras de USA (CBP, por sus siglas en inglés) confisca a diario cientos de productos, animales y alimentos prohibidos para cruzar en su frontera con México, algunos de ellos escondidos de la forma más extraña en los compartimientos secretos de vehículos.

5230 libras de queso

La CBP te permitirá cruzar la frontera con cantidades razonables de alimentos, pero no 230 libras que obviamente se utilizarán para la revender – necesitas un permiso especial para eso –. La peor parte de todo es que la CBP anunció que este queso fue “destruido” después de haber sido confiscado en el 2013, y el traficante de 50 años, un residente de Colorado, tuvo que pagar una multa de $300, además de haber perdido su inversión en los productos de leche.