Cuando pasas por una mala experiencia amorosa es muy normal que quedes con cierto miedo a las relaciones afectivas; finalmente, es por estas que nos guiamos para tomar algo como bueno o malo. Entonces, si hemos sufrido en algún momento por estos motivos, no sería nada raro que desarrollemos filofobia, que no es más que miedo al amor y a construir un lindo vínculo afectivo.

Como sé lo importante que es para ti saber por qué esto sucede y cómo se puede enmendar, he preparado este artículo en el cual descubrirás información importante. Soy Francisco Martins, coach, autor y especialista en relaciones de la Academia del Amor y hoy te daré algunos tips insuperables para romper con el miedo a las relaciones de pareja.

Perdona el pasado

Aprende a perdonar los errores del pasado para que estos no se conviertan en obstáculos en tu presente; como ya sabrás, el pasado es inmodificable, pero el presente siempre será una oportunidad para cambiar lo que estemos haciendo mal. Además, si tiempo atrás tuviste una mala relación, no significa que el presente sea igual.

Acepta una nueva oportunidad

No te cierres a las nuevas oportunidades y posibilidades; aunque hayas pasado por malas experiencias, no quiere decir que las que vienen serán igual de desastrosas. Lo importante es corregir lo que estemos haciendo mal, curarnos y abrir las puertas de nuestro corazón a lo nuevo.

Ten claridad con lo que quieres en una relación

Cuando defines qué es lo que quieres y lo que no quieres, es mucho más fácil ver qué tan adecuado es estar con alguien y si realmente te merece. Además, tener claro ese perfil, es una manera de atraer a las personas correctas y dejar de cruzarte con quien no encaja contigo.

Recupera la credibilidad

No permitas que una mala pasada te quite la fe en el amor, solo tú puedes mantener la esperanza viva en tu corazón para encontrar a esa persona que te mereces; así hayas pasado por una relación tormentosa no te escondas en tu caparazón, solo es cuestión de darse tiempo para curarse y volver al ruedo como buen guerrero/a del amor.

Tómate tu tiempo en conocer al otro

El miedo puede ser una característica normal de las personas prevenidas, así que se toman su tiempo para conocer al otro y sentirse en una zona segura para tomar decisiones; por este motivo es conveniente tomar este consejo y así disipar los posibles temores que surjan a partir del posible vínculo.

Por otra parte, la seducción subliminal se encargará de activar la posible conexión entre los dos, así que aprovechar esto te dará el impulso que necesitas para romper con el miedo a las relaciones de pareja, ¡no lo dejes escapar!

Imagina a tu pareja ideal

También es importante que tengas claro el perfil de esa persona que deseas, así evitarás pasar por malos ratos al verte con alguien que no es tu tipo; la idea es que no sea solo la suerte quien te lleve a esa persona especial, también se trata de poner de tu parte para que esto suceda.

Sé exigente

Quizá esto te suene un poco descabellado y contraproducente, sin embargo, se trata de ponerte metas claras y expectativas realistas en cuanto a las relaciones de pareja; de este modo, sabrás darte el lugar merecido y buscarte a la persona correcta y no la primera que aparezca a la vista.

Al tener claro lo que quieres y qué tanto esperas de la otra persona, será mucho más fácil exigir qué quieres para ti.

Trabaja en fortalecer la autoestima

Este punto es trascendental. ya que es la forma de protegerte de posibles desaciertos. ¿Por qué te lo digo?, porque así hagamos las cosas bien no está garantizado que funcionen, así que lo mejor es cultivar la autoestima de modo que sepas enfrentar sabiamente los fallos.

No te impongas barreras ni excusas

Deja las excusas a un lado, de nada sirven esos pretextos que te alejan de las cosas que quieres, en especial el disfrutar de una relación amorosa; no importa si en un pasado las cosas no salieron bien, date otra oportunidad y no crees barreras al amor, esta vez puede ser diferente.

Cierra ciclos

Por último, debes ser consciente del cierre de ciclos pasados porque el dejarlos abiertos constituye un freno para entregar tus sentimientos en el presente; de ahí la importancia de hacer el cierre, que no afecten tus decisiones actuales ni saboteen lo bonito que tienes para dar.

En relación a este tema puedes consultar el artículo “cómo olvidar un gran amor”, en el que encontrarás información útil que te ayudará.