El científico chino que asegura haber creado a los primeros bebés modificados genéticamente de la historia dijo el miércoles que había puesto en “pausa” sus ensayos clínicos tras la polémica mundial desatada por su anuncio.

“Pido disculpas porque el resultado se filtró de manera inesperada”, aseguró He Jiankui, en referencia a los vídeos publicados el domingo en YouTube, durante una conferencia médica en Hong Kong.

“Los ensayos clínicos están en pausa a causa de la situación”, añadió.

El anuncio del nacimiento de dos niñas gemelas cuyo ADN fue modificado para volverlas más resistentes al virus del sida desató duras críticas en todo el mundo por un acto calificado de “locura” por numerosos investigadores.

En la conferencia médica de este miércoles, celebrada en un anfiteatro lleno de gente, He Jiankui, explicó que ocho parejas —todas formadas por un padre seropositivo y una madre seronegativa— se habían declarado voluntarias para el ensayo pero que una de ellas se había retirado.