El mapa de las adicciones juveniles está cambiando: mientras que el consumo de alcohol y tabaco caen lentamente, el vapeo se impone entre los adolescentes.

Los adolescentes de Estados Unidos reportan un aumento dramático en el uso de dispositivos de vapeo en solo un año: un 37.3% de los alumnos de 12º grado reportan haber vapeado en los últimos 12 meses, en comparación con el 27.8% en 2017.

Estos datos provienen de la encuesta Futuro (MTF) de 2018 sobre una muestra representativa a nivel nacional de 44,482 estudiantes de octavo, décimo y doceavo grado en escuelas de todo el país, realizada por la Universidad de Michigan, Ann Arbor, y financiada por el gobierno.

Se registran nuevas y marcadas tendencias en las adicciones. El uso informado de la nicotina vapeada específicamente en los 30 días previos a la encuesta casi se duplicó entre los estudiantes de secundaria: del 11% en 2017 al 20.9% en 2018. Más de 1 de cada 10 estudiantes de octavo grado (10.9%) informaron haber consumido nicotina en el último año, y el uso es significativamente mayor en todas las medidas de vapeo entre los estudiantes de octavo, décimo y doceavo grado. También aumentó el vapeo de marihuana, pasando de 9.5% al 13,1% entre los estudiantes de 12º grado.

“Los adolescentes se sienten claramente atraídos por la publicidad y los aromas que se ven en los dispositivos de vapeo; sin embargo, es urgente que comprendan los posibles efectos de vapear en la salud general, en el desarrollo del cerebro adolescente y el potencial de adicción”, dijo la Dra. Nora Volkow, directora del NIDA.

“La investigación nos dice que los adolescentes que vapean pueden estar en riesgo de hacer la transición a los cigarrillos normales, por lo que si bien hemos celebrado nuestro éxito en reducir las tasas de consumo de tabaco en los últimos años, debemos continuar los esfuerzos educativos agresivos en todos los productos que contienen nicotina” subrayó.

Una adicción atractiva y al alcance de la mano

No está claro si los adolescentes saben qué hay en los dispositivos de vapeo que están usando, ya que la mayoría no tienen opciones sin nicotina, y se ha demostrado que algunas etiquetas no son precisas. Los jóvenes ven que los cigarrillos electrónicos son fáciles de conseguir: hubo un aumento significativo en la disponibilidad percibida, con 45.7% el año pasado a un 66.6% actual, respectivamente, entre jóvenes que dijeron que los dispositivos son “bastante fáciles” o “muy fáciles” de obtener.

Si se mide en números en lugar de porcentajes, las cifras de aumento en el consumo de e-cigarettes son preocupantes. El Dr. Richard Miech, líder del equipo de MTF, señaló que en 2018 hay 1,300,000 jóvenes más que vapean nicotina, en comparación con el año 2017.

Reporte de las otras adicciones

El consumo regular de tabaco todavía se encuentra en su punto más bajo desde que se comenzó a medir, con solo el 3,6% de los estudiantes de secundaria que fuman diariamente, en comparación con el 22,4% hace dos décadas. Fumar tabaco con un narguile es significativamente más bajo que hace 5 años, con un 7.8% en el último año entre los estudiantes de secundaria, comparado con el 21.4% en 2013.

Opioides

Las noticias alarmantes sobre el vapeo están en marcado contraste con las (relativamente) buenas noticias sobre el uso de opioides en adolescentes. El uso de narcóticos distintos a la heroína (opioides recetados) fue de 3.4% entre los alumnos de 12º grado, un cambio mínimamente alentador respecto al 4.2% registrado en 2017. Sólo el 1.7% de los estudiantes de último año de la escuela secundaria reportó el uso indebido de Vicodin en el último año, en comparación con un pico de 10.5% hace 15 años. El uso de heroína en los tres grados es del 0.4%.

Marihuana

Cerca de 1 de cada 4 estudiantes del último año de secundaria reportaron el uso de una droga ilícita en el último mes, liderado la marihuana. Las tasas de uso general de marihuana son constantes, con un 5.8% entre los estudiantes de 12º grado que reportan un consumo diario. Sigue habiendo más alumnos de 12º grado que reportan consumir marihuana todos los días en lugar de fumar cigarrillos (5.8% contra 3.6%) y sólo el 26.7% de los estudiantes de 12º piensan que el consumo regular de marihuana presenta riesgos.

Alcohol

Hay noticias positivas relacionadas con el consumo de alcohol entre los adolescentes, con sólo el 17.5% de alumnos de 12º grado que dicen que han estado ebrios en los últimos 30 días, una disminución significativa desde hace cinco años, cuando se informó del 26%.

Estas cifras de consumo de alcohol representan las tasas más bajas observadas desde que la encuesta comenzó a medirlas.

Fuente Holadoctor.com