Dos fusiles M-16, dos lanzagranadas y municiones para armas de guerra fueron sustraídas de la sede de la Cuarta Brigada del Ejército de República Dominicana (ERD), situada en Mao, robo por el cual se investiga a varios militares, dos de estos que habían desertado de las filas de esa institución.

Las armas sustraídas por desertores y otros militares fueron los fusiles M-16 A-2, numeración 8115059, y fusil M-16 A-2 numeración 8120701, los lanzagranadas M203, No. 174237, y M203 No. 172905 y otros proyectiles.



Tras la sustracción de las armas de guerra, se remitió un informe al ministro de Defensa, teniente general Rubén Darío Paulino Sem, y al comandante general de la Cuarta Brigada del Ejército (ERD), mayor general Estanislao Gonell Regalado, quienes enseguida dispusieron se formara una comisión para investigar el hecho.

El informe lo suministró ayer a sus superiores el coronel Wilson Castillo, comandante de la Cuarta Brigada del ERD, con sede en la fortaleza General Benito Monción, en Mao.



Entérate más:  Cumbre del G7 se abre con nuevas sanciones y un llamado a la unidad

Empero, una junta de altos oficiales superiores del Ministerio de Defensa y de la comandancia general del ERD, se trasladó a la sede de la fortaleza Benito Monción con sede en Mao, a investigar y determinar cómo fueron sacadas del recinto militar las armas y las municiones.

Señala El Nacional que con relación al robo de los fusiles, lanzasgranadas y municiones, la alta instancia del Ministerio de Defensa y del Ejército, guardan un hermético silencio, y algunas fuentes “dicen no saber nada ni conocer del caso”.

Una fuente confío a El Nacional que con relación al robo de las armas, se investiga un grupo de más de diez oficiales y subalternos, pero rehusó revelar su identidad y si dentro de estos fueron apresados los dos militares desertores a quienes se atribuye el robo de lar armas.

Dicen recuperan

Se supo de manera extraoficial que fueron recuperadas las armas y dos cajas de cápsulas para fusil M-16, calibre 5.56 milímetro, conteniendo 20 cápsulas cada uno, dos cargadores para los mismos y tres cápsulas de granada para M203. “Mediante una labor de inteligencia, a las 15-35 horas del día de la fecha, oficiales superiores y miembros del S-2 del Ejército, las armas fueron recuperadas en el interior de una caja de cartón en la cercanía de la estación de combustibles Eco, del municipio de Esperanza”.