Justin Bieber estaría pasando por el mismo mal trago que pasó Selena Gómez. La actriz estuvo ingresada durante unos meses en un centro de rehabilitación por una profunda depresión.

En una ocasión intentó atentar contra su vida. La joven no podía quitarse de la cabeza al canadiense y mucho menos cuando se enteró de su próximo enlace matrimonial con Hailey Balwin.

Gómez ya esta fuera y totalmente recuperada. La cantante radia de felicidad y vuelve a estar activa en sus redes sociales. Además parece que ya se habría olvidado de Bieber y estaría empezando una relación sentimental con un buen amigo, Zac Efron.

Ahora el problema lo tiene Justin Bieber. A pesar de su expreso deseo de casarse con Balwin, el joven sigue enamorado de Selena Gómez. No se la puede quitar de la cabeza.

Los familiares de su expareja desvelaron que el cantante estuvo llamando todos los días para interesarse por el estado de salud de la joven y acudiendo a su casa, hasta el punto de hacerse un poco pesado. Ni Selena ni sus familiares quisieron saber nada del cantante, quién tanto daño le hizo en aquel momento.

Justin Bieber lo intenta por activa y por pasiva pero no puede olvidarse de ella y esto pondría en peligro su inminente enlace matrimonial.

Él la recuerda siempre y no puede superar tal tristeza, pero lo más grave es que se culpa del intento de suicidio de la joven. Hailey Balwin ha admitido a las personas más allegadas que si Justin Bieber no está plenamente recuperado la fecha de la boda se retrasará.

Los fanáticos de Gómez y Bieber han ido en contra de la modelo y la han criticado por todas sus redes sociales. Para ellos es la gran culpable de este desastre. Ellos siguen creyeron que la pareja se quiere y deberían volver a estar juntos. A Balwin eso le importa muy poco, de hecho no deja de mostrar fotos de ella con el cantante canadiense enamorados y acaramelados.

Tema con J.Balvin dirigido a Justin Bieber

Selena Gómez es una de las influencers del panorama internacional que más cobra en la red social. La cifra asciende a 800.000 dólares por cada publicación. Incluso cobra más que Cristiano Ronaldo, pero un poco menos que Kilie Jenner que se encontraría en el top uno.

Desde que ha salido del centro de rehabilitación a la joven no paran de lloverle los contratos. Sin ir más lejos acaba de estrenar un nuevo tema, parece que quiere seguir explotando su carrera discográfica. Ella misma ha hecho publica una nueva colaboración. Esta vez con J.Balvin, el cantante del momento reconocido internacionalmente. I can’t get enough.

Los seguidores de la cantante ya la han escuchado y se han puesto a analizar cada frase y cada palabra al milímetro. Según ellos una de las estrofas va dirigida claramente al cantante canadiense con quién mantuvo una relación en el pasado.

“I can’t get enough for your love, give me some more, love it”, que en español significa “No puedo tener suficiente amor de ti, dame más, me encanta”. Selena Gómez ya no siente nada por el cantante, pero sus seguidores se empeñan en unirles. No se imaginan otra pareja mejor.

Nuevo episodio: Hailey Baldwin y Justin Bieber se divorcian

Trascienden nuevos datos de la pareja del momento en Hollywood. El cantante canadiense y su mujer se han divorciado. Al parecer a los pocos días de contraer matrimonio en secreto, Baldwin le pidió el divorcio a Bieber. Finalmente no habrá boda, ni tan siquiera cuando el intérprete se recupere de su depresión.

El motivo de esta ruptura no es otro que Selena Gómez. El cantante habría sido infiel a Baldwin con ella. Estos podrían ser los inicios del ingreso en un centro de rehabilitación de Justin Bieber. La modelo encontró varios mensajes sexuales que el cantante intercambiaba con su expareja. Realmente, Baldwin también tuvo dudas a la hora de casarse.

Ella nunca ha negado estar enamorado del cantante, pero siempre ha reconocido que es demasiado joven para comprometerse con alguien. Él también reconoció que se casó muy pronto, cuando su noviazgo todavía no tenía cierta madurez. Esta equivocado y admite que fue un error impulsivo.

También está realmente preocupado porque no firmó ningún tipo de contrato prenupcial, es decir, que su fortuna le correspondería a la modelo si finalmente se divorcian y ella quiere reclamarla.