Google resistió la tendencia del aumento de precios en el segmento de teléfonos inteligentes de alto rendimiento al lanzar el martes un nuevo Pixel, que pone el acento en las mejoras de la privacidad.

Google presentó su nuevo Pixel 3a, disponible por el precio de 399 dólares, en la apertura de su conferencia anual de desarrolladores en Mountain View, cerca de su sede en California.

“Hay una tendencia preocupante a subir los precios de los teléfonos de gama alta”, dijo Rick Osterloh, director del área de hardware en Google. “Nos hemos propuesto el desafío de brindar una experiencia de alta gama con un nuevo Pixel 3a a partir de 399 dólares”.

El nuevo modelo de smartphone cuenta con una cámara, un asistente digital y otras características que generalmente se encuentran en los teléfonos de alta gama de precios más altos, aseguró el ejecutivo.

Sin embargo, según uno de los principales analistas de Forrester, Frank Gillett, Google no indicó “qué mejoras habían hecho con el hardware”.

El gigante de software ha utilizado la inteligencia artificial para manejar funciones sofisticadas sin tener que compartir la información de los usuarios con los centros de datos en línea, dijo el CEO de Google, Sundar Pichai.

“Queremos hacer más por nuestros usuarios con menos datos”, afirmó, añadiendo que “la seguridad y la privacidad son para todos”.

El Pixel 3a, disponible desde este martes en la tienda en línea de Google, debuta en un mercado de teléfonos inteligentes cada vez más contraído, especialmente en relación con los productos de alta gama.

En los primeros tres meses de 2019, se vendieron 310,8 millones de smartphones en todo el mundo, un 6,6% menos que en el mismo período del año anterior, según datos preliminares proporcionados por el grupo chino International Data Corporation (IDC).