El Tribunal Colegiado del Distrito Nacional condenó a 30 años de prisión a Martín Batista Ogando (Teudy), por el asesinato de su expareja, Geraldine Ivette Sánchez Baldera, cuando esta se encontraba en su lugar de trabajo, en el sector Galá de esta Capital.

El juzgado, presidido por la magistrada Gisele Pérez Méndez e integrado por Tania Yune y Yisel Naranjo, dispuso que el imputado cumpla la prisión en la cárcel del 15 de Azua.

Indica el periódico Listín Diario que  Batista Ogando  fue condenado al pago de una indemnización de cinco millones de pesos a favor de los familiares de Geraldine por los daños ocasionados con su asesinato.

El juicio fue dividido por el tribunal en dos partes, uno en cuanto a la pena y otro en cuanto a la culpabilidad, ya que el tribunal lo había declarado culpable el marzo pasado.

El asesinato de Geraldine causó gran conmoción en el país, al producirse frente a su lugar de trabajo, el Día de la No Violencia contra la Mujer y dejar un niño de dos años en la orfandad.