El ministro Administrativo de la Presidencia afirmó que la República Dominicana pudiera catalogarse como un gran milagro de crecimiento económico de América Latina y el Caribe, debido a que ha mantenido promedio de 5% en los últimos 50 años.

El funcionario emitió esas consideraciones durante el discurso que pronunció en el Foro América “República Dominicana, crecimiento y sostenibilidad”, una iniciativa del diario español ABC. La actividad se realizó en el Centro de Convenciones del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Destacó el hecho de que desde el 2012, lidera a América Latina exhibiendo una economía que ha crecido de manera sostenida por encima del 6%. Dijo que ese logro de la administración que encabeza el presidente Danilo Medina ha sido con una envidiable estabilidad de precios, exhibiendo una inflación promedio anual de tan solo 2.5%.

“La República Dominicana pudiera catalogarse como un gran milagro de crecimiento de América Latina y el Caribe. Alcanzando un crecimiento promedio de 5% en los últimos 50 años, y desde el 2012 el promedio está por encima del 6%, liderando toda América. Este crecimiento se ha logrado con una envidiable estabilidad de precios, exhibiendo desde el 2012 una inflación promedio anual de tan solo 2.5%”, expresó.

Estos buenos resultados macroeconómicos, unido a una deliberada política del presidente Danilo Medina de apoyo a los sectores productivos, como el turismo, las zonas francas, la minería, las mipymes, la industria, la construcción y la agricultura, entre otros, agregó, han logrado reducir el desempleo de 7.2% en el año 2012 a 5.7% en el año 2018, y la tasa de desempleo ampliado de 15.1% en 2012 a 11.2% en 2018.

Indicó que esa relación y apoyo a los sectores productivos ha creado un entorno empresarial favorable, ha permitido que el país sea hoy en día la principal receptor de inversión extranjera de todo el Caribe. Sostuvo que adicionalmente, ha realizado importantes avances hacia la construcción de un estado de bienestar, con inversiones en educación, salud, apoyo a la primera infancia y a las madres solteras, seguridad social y la superación de la brecha digital.