David Miranda, un diputado brasileño homosexual de 34 años que representa a los más vulnerables, fue elegido por la revista Time en su edición para este viernes como uno de los 10 líderes de la próxima generación.

Representante por Rio de Janeiro en el Congreso nacional, Miranda, oriundo de la favela Jacarezinho y casado con el periodista estadounidense Glenn Greenwald, asegura que habla “por los que antes no tenían voz” en un video publicado en el sitio web de Time, donde están reseñados los 10 jóvenes que integran esta lista bianual.

La llegada a la presidencia del ultraderechista Jair Bolsonaro en enero, conocido por sus comentarios racistas y homófobos, y una violencia récord contra los homosexuales en Brasil torna su trabajo aún más relevante.

“Quiero ser una herramienta de la democracia”, dijo Miranda a Time. La gente que antes no tenía voz “ahora la tiene, a través de mí”.

Su primer proyecto de ley busca la educación obligatoria sobre temas LGBTQ para políticos y maestros. También planea enfrentar el tema de la violencia policial y la protección salarial de los más pobres.

Miranda, que de adolescente lustró zapatos y limpió edificios, es uno de los pocos mulatos en el Congreso, donde tres cuartos de los legisladores son blancos, aunque más de la mitad de la población brasileña es negra o mulata.

Conoció a Greenwald, de 52 años, en la playa de Ipanema. Junto al periodista trabajó con el exempleado de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense Edward Snowden para publicar pruebas de los programas de vigilancia de Estados Unidos y Gran Bretaña.

Greenwald le ayudó a completar sus estudios y a entrar en la política. En 2016, fue electo concejal municipal por el partido de izquierda PSOL, donde trabajaba codo a codo con su colega Marielle Franco, también negra, homosexual y madre soltera, asesinada a los 38 años, en marzo de 2018, presuntamente por milicias.

Miranda era suplente del diputado negro y homosexual del PSOL Jean Wyllys, que decidió dejar el país en enero pasado tras recibir amenazas de muerte. Tras su partida, asumió su escaño en Brasilia.

El propio Miranda dice que ha recibido ya cientos de amenazas de muerte y que ha contratado seguridad para proteger a su familia.

Otros de los líderes escogidos por Time son la activista ecologista sueca Greta Thunberg, de 16 años, que comenzó la huelga escolar por el clima, y la actriz estadounidense negra y bisexual Tessa Thompson, de 35, que busca que Hollywood sea más inclusivo con las mujeres directoras de cine.

La lista completa puede verse en time.com/collection/next-generation-leaders/2019