A un paciente de las condiciones de David Ortiz al que se le extirpó parte del colon, parte del intestino delgado y la vesícula podría recuperarse y vivir su vida normal, pero el proceso conlleva su tiempo y varios procedimientos médicos.

El cirujano Alejandro Soto Méndez, subdirector médico del Hospital Ney Arias Lora, explicó, no obstante, que como se trató de una herida de bala hay que determinar si tuvo gran pérdida de sangre y si hay infecciones considerables.

“Lo que podría complicar la situación del paciente es la cantidad de sangre perdida y las contaminaciones de órganos”

Soto Méndez, directivo del Colegio Dominicano de Cirujanos, explicó  al portal n.com.do que con respecto a la eliminación de una parte del intestino delgado, no habría inconvenientes porque el organismo tiene siete metros de intestino delgado y grueso y cuando hay una lección, se puede eliminar una parte y la recuperación dependerá de cuanta parte se elimina.

Dio que en la lesión del colon se le hace una colostomía, procedimiento mediante el cual se pone a evacuar el paciente por una bolsa para evitar que el tránsito de las heces fecales no siga fluyendo hasta el ano y contamine la cavidad abdominal.

“Eso es por un tiempo. Normalmente, a un paciente lo dejamos por trauma por tres o cuatro meses y luego recanalizamos y los pacientes pueden hacer sus necesidades de manera normal”, indicó.

Soto explicó que en estos casos hay que tener un pronóstico reservado porque siempre hay que estar evaluando al paciente y es con el tiempo que puede que él reestablecer su vida normal.

Soto explicó que con la extirpación de la vesícula no hay mayores inconvenientes porque es un proceso normal cuando esa parte del cuerpo resulta lesionada.