En República Dominicana el Derecho al Olvido en la web no es un derecho establecido por ley ni constitucionalmente, pero cada día más personas envían cartas de solicitudes a medios de comunicación digital o blogs para que se retire alguna información negativa que se haya publicado de su persona.



Dichos peticiones no se hacen de conocimiento público, solo algunas esporádicamente han llegado a ser sonoras. Está el hecho de un periodista acusado de abusar sexualmente de su nieta de 3 años y quien al pasar 43 días bajo detención en la cárcel de La Victoria, se demostró que este no había incurrido en dicho delito sino que había sido una venganza de su nuera contra su hijo menor.

A pesar de que el profesional de la comunicación logró demostrar su inocencia y solicitó a los medios de comunicación el retiro de las informaciones divulgadas durante esos casi 50 días, han pasado tres años y todavía su nombre se encuentra manchado en la gran web.



“El derecho al olvido constituye el derecho de las personas a eliminar los vínculos no deseados o los informes negativos en su cuenta cuando hayan dejado de ser actuales y merecedores de interés público”, así lo explica Enea Angelo Trevisan, experto en el campo y cofundador de Ealixir.

Trevisan, a través de Ealixir, se encargan de proteger la reputación en línea de individuos  y empresas ayudando a reconstruir su historia digital.

Como expertos en el área asegura que el derecho al olvido no interfiere de ninguna manera con la libertad de prensa, sino que los periodistas tienen el derecho sagrado de informar todas las noticias valiosas.

«Existe el derecho de la prensa a publicar todo, y lo recalco, todo lo que se considera digno de atención. Pero si la actualidad de las noticias cesó, también existe el derecho de las personas a volver al anonimato y tratar de reconstruir una vida”, expresa Trevisan

Asimismo señaló que tener un vínculo negativo en la web significa ver su reputación destruida, lo cual empuja al individuo a un espiral en el cual se encuentra incapaz de trabajar y mantener a su familia.

“El derecho al olvido protege el derecho de las personas inocentes o de quienes han cumplido su condena para reconstruir sus vidas”, indicó. Y justo es el caso del periodista dominicano del cual se comprobó una fehaciente inocencia.

Ealixir se ocupa del derecho al olvido, eliminando todos los enlaces inapropiados e incluso esas características en artículos de periódicos.

«La ley más avanzada es sin duda la europea, sin embargo, gracias a la experiencia acumulada a lo largo de los años, somos capaces de operar en la mayor parte del mundo sin ninguna dificultad», dijo.

El Tribunal Supremo español emitió una sentencia el 15 de octubre del año 2015 estableció “el llamado ‘derecho al olvido digital” y obliga a los editores de páginas web o a los gestores de los motores de búsqueda a eliminar el tratamiento de sus datos personales cuando se asocian a hechos que no se consideran positivos.

Ealixir que gestiona la reputación de las marcas manifiesta que el derecho al olvido es ahora una necesidad global y un derecho consolidado en diferentes áreas del mundo, por lo que su reconocimiento continuará inexorablemente en los próximos años y ya no se puede detener.