Río de Janeiro, Brasil. Estalló Lionel Messi. Generalmente medido en sus declaraciones, ‘la Pulga’ descargó toda su bronca contra la Conmebol y el arbitraje del ecuatoriano Roddy Zambrano el martes en la victoria 2-0 de Brasil sobre Argentina en semifinales de la Copa América-2019.

“Se cansaron de cobrar boludeces en esta Copa, penales pelotudos y hoy ni siquiera fueron al VAR en una jugada clarísima, pero bueno, Brasil era local, hoy por hoy ellos manejan mucho en la Conmebol y se hace complicado”, expresó el capitán albiceleste en el estadio Mineirao, en Belo Horizonte.

Y al mejor jugador del mundo le asiste la razón, al menos en lo de que el árbitro no fue a consultar las imágenes de televisión, al contrario de lo que ha sido norma durante todo el torneo.

A la salida de un córner en el segundo tiempo, con Brasil en ventaja 2-0, Nicolás Otamendi fue a ganar la posición y el volante Arthur lo frenó con el antebrazo y codo a la altura del cuello.

A primera vista pareció penal, pero el árbitro no recibió ninguna advertencia desde la sala donde se maneja el VAR, que estaba a cargo del juez uruguayo Leodán González.

– “El VAR funcionó bien hasta este partido” –

El ‘Kun’ Agüero tampoco se guardó nada: “El VAR funcionó muy bien hasta este partido”, dijo el delantero albiceleste que aseguró que fue objeto de falta dentro del área de parte de Dani Alves en la jugada que dio inicio al segundo gol de Brasil.

“Siento un golpe de Dani Alves y ahí enseguida viene el gol. Juan (Foyth, lateral argentino) se quedó parado pensando que había sido falta. El VAR funcionó muy bien hasta este partido. No sé por qué no se revisó. Nos vinieron a explicar antes del torneo que se iban a revisar las jugadas de posible penal y las que derivaban en un gol. Y acá la dejaron pasar”, argumentó el atacante del Manchester City.

Según informó el canal argentino TyC Sports, Leodán González le anunció al juez Zambrano que había una posible infracción sobre Agüero, pero que el ecuatoriano tomó la decisión de desestimar el aviso del uruguayo.

“Te van sacando del partido. Es para analizar y ojalá la  Conmebol haga algo con este tipo de arbitrajes. No creo que haga nada porque maneja todo Brasil, es muy complicado”, insistió Messi.

– Willian sale al cruce –

Y es que Zambrano también fue criticado por no medir con la misma vara el accionar de unos y otros: Casemiro, por ejemplo, terminó el partido sin ver la amarilla, cuando solo en el primer tiempo cometió tres faltas que podrían haber merecido amonestación. Por un foul similar a los que cometió Casemiro, Zambrano mostró correctamente la amarilla al lateral argentino Nicolás Tagliafico.

Dani Alves también se quejó del trabajo de Zambrano, pero negó que hubiese cometido penal a Agüero: “Me pisó él, era falta para nosotros”.

“Me pisó él. Segurísimo. Cuando él quiso desmarcarse, se dio vuelta y me pisó. Tendría que haber cobrado falta para nosotros”, sostuvo el veterano lateral, único sobreviviente de la selección brasileña que ganó la octava y última Copa América, en Venezuela-2007.

“¿Que Messi dijo que Brasil maneja todo en la Conmebol? No estoy de acuerdo con él. Pienso que el arbitraje fue normal. Dejó pegar para los dos lados. No vi nada raro”, le respondió Willian, el extremo del Chelsea, que ingresó a jugar el segundo tiempo en lugar de un apagado Everton.

Willian, en declaraciones al diario Olé, también rechazó que la Copa América esté armada para que la gane Brasil.

“No está hecha para que ganemos nosotros. Eso no es así. Nosotros merecemos estar en la final, porque jugamos bien y logramos la clasificación. Ahora hay que pensar en el partido en el Maracaná”, aseguró Willian.