En la naturaleza existen hierbas prodigiosas que pueden ayudar a cuidar nuestra salud y a aliviar enfermedades. Tal es el caso de la albahaca, esa gustosa planta que da un toque especial a muchos platillos. Se comprobó que sus hojas y su aceite esencial son valiosos a la hora de controlar la diabetes. No reemplaza al tratamiento médico, pero puede sumar todo su potencial para que controlar la glucosa sea más fácil.

Muchos nombre, una sola planta

La albahaca es también conocida como: Basílico, Comun basil, Basilica grandiosa, Basílica grand vert, Basílica románica, Albahaca común, Albahaca Jardín, Munjariki, San José, Hierba de San José, Surasa, Vanatulasi, Varvara. Es una planta aromática que abarca decenas de especies de especies de hierbas y arbustos pertenecientes al género Ocimum L.

Image by Bernadette Wurzinger from Pixabay

¿Para qué se usa?

En los alimentos, las hojas de albahaca secas o frescas condimentan los platos de tomate, las verduras, el pescado, la carne, las sopas, las ensaladas y la pizza. Los aceites esenciales y extractos aromáticos también son componentes importantes de productos dentales, farmacéuticos y cosméticos.

Qué parte se usa en medicina

Las partes útiles de la albahaca son las que se encuentran en la superficie por encima del suelo. Esta planta es una fuente rica de vitamina C, carotenoides, calcio, magnesio, potasio y hierro.

Beneficios que aporta: contra la diabetes

En estudios con la especie de albahaca denominada Tulsi (realizados entre 1964 y 2016) se hallaron beneficios importantes: en las personas diabéticas y obesas que consumieron parte de la planta fresca, hojas en polvo, jugo o extractos de sus aceites, se observó una disminución de la glucemia (azúcar en sangre), mejores perfiles de lípidos (grasas) y una disminución de la presión arterial.

¿Por qué e importante tratar la diabetes?

En la diabetes tipo 2, la más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina de manera adecuada. Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre. Con el tiempo, este exceso de glucosa puede causar problemas serios como dañar los ojos, los riñones y los nervios.También puede causar enfermedades cardíacas, derrames cerebrales (ACV) y la necesidad de amputar un miembro.

Otra evidencia a favor de la albahaca

En otro estudio separado, se dieron semillas de Ocimum canum o albahaca peluda, a diabéticos no dependientes de insulina y a un grupo insulino-dependiente. Ellos consumieron 30 gr de semillas secas después de las comidas en dosis divididas durante 1 mes y en ambos grupos los niveles de glucosa (azúcar) en sangre bajaron en forma considerable.

¿Cuál es el secreto de la albahaca?

Las semillas de albahaca proporcionaron 24 g/d de fibra dietética, lo que los científicos creen contribuyó a la reducción de los niveles de glucosa postprandial (después de comer) y al mejoramiento a largo plazo de la tolerancia a la glucosa, tanto en los pacientes con diabetes que no dependían de la insulina como entre los insulino-dependientes.

Conclusiones de la ciencia

Las porciones de la planta de albahaca, especialmente las hojas, y sus extractos demostraron beneficios para la salud en una variedad de entornos clínicos, escribieron los científicos. Todas las especies analizadas, O tenuiflorum/O sanctum, O basilicum y O canum, mostraron cierto nivel de beneficio como la reducción del nivel la glucosa y los perfiles de lípidos en pacientes con diabetes.

Cuidados a tener en cuenta

Si tienes diabetes, puedes agregar sabor y cuidado a través de la albahaca, tanto en ensaladas, como saborizante o bien preparando un té con sus hojas. Consulta con tu médico si decides consumir aceite o semillas de albahaca como complemento. Las personas hipotensas (con presión arterial baja) y los que van a someterse a una cirugía, deben abstenerse de consumir albahaca.

Fuentes consultadas

Holadoctor.com/ Natural Medicines, McKormick Institute, en Illinois, EE.UU., Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU.