Estás pensando en comprar un auto usado y de repente te encontrás con uno en buen precio, buenas condiciones generales y pocos kilómetros para su edad.

El vendedor te dice que la dueña es una tierna viejita que solo lo usaba para hacer las compras a la esquina de su casa y que decidió venderlo.

Entonces tu piensas que es tu día de suerte.

Aunque estos momentos, existen, también es usual que los vendedores de carros usados alteren el kilometraje de los vehículos que ponen a la venta.Una práctica completamente ilegal que en ocasiones puede ser difícil de detectar.

Con estos trucos revelados por el sitio DiarioMotor, podrás detectar si los kilómetros del carro son reales.

3¿Concuerda el estado del interior con sus kilómetros?

Hablando de una utilización promediada, un auto tiene un desgaste interior acorde a su kilometraje. Si el coche se vende con 40.000 kilómetros, sería raro que la funda de los asientos estuviesen desgastados o algunos botones comenzasen a acusar el desgaste. Podría pasar si el uso del coche ha sido sólamente urbano, pero no sería común. Comprobá también el mullido de los asientos, el estado de los pedales o el desgaste del volante. Aunque se pueden enmascarar, pueden dejar en evidencia a los estafadores menos cuidadosos.