Grandes expectativas ha creado en círculos políticos y del Congreso Nacional la inusual convocatoria a sesión realizada para mañana en la Cámara de Diputados ante la posibilidad de que se pueda presentar el proyecto que declara la necesidad de una reforma de la Constitución de la República para habilitar al presidente Danilo Medina para otra repostulación.

Hoy todo giraba en torno a la posibilidad de que mañana los danilistas presentarían dicho proyecto. Esto quedó evidenciado con la convocatoria a protestar para este viernes frente al Congreso Nacional, que hizo ayer el aspirante presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader.

El presidente Leonel Fernandez, habla hoy, 27 de febrero de 2010 en la asamblea nacional, durante su rendición de cuentas en el congreso de La República Dominicana. Foto/César de la Cruz.

Señala El Nacional que aunque se desconoce la agenda a tratar este viernes en la Cámara Baja, el tema que está en el tapete es el de la reforma de la Carta Magna. Entre los asuntos a tratar estarían temas pendientes de al menos cuatro sesiones que fueron suspendidas en medio del ambiente de tensión que se vive en el Congreso por el tema de la reforma.

Mientras tanto esta mañana en el Congreso Nacional y sus alrededores disminuyó la presencia de agentes policiales y militares y con ello bajó la tensión, debido a que hoy no hay sesión en ninguna de las dos cámaras.

Desde el pasado 24 de junio cuando la Policía dispersó a bombazos a diputados leonelistas, estudiantes y a dirigentes comunitarios que intentaron montar un campamento frente a la sede legislativa para oponerse a los aprestos reeleccionistas, el pulso dentro y fuera del Congreso ha implicado discusiones entre legisladores peledeistas que siguen los bandos de Medina y del expresidente Leonel Fernández y la militarización de esta sede y los alrededores del Centro de los Héroes.

Ayer miércoles nuevamente se vivieron momentos de mucha tensión cuando seis senadores de la corriente leonelista denunciaron que eran espiados por agentes de la Policía con drones estacionados en la azotea del Congreso.

Posteriormente la Policía informó que esos drones eran de su propiedad y que los utilizaban para eficientizar las labores preventivas y operativas de la institución. Negó que estuvieran vigilando a los legisladores.

En tanto que a media mañana inició la recolección de firmas frente a la sede legislativa de ciudadanos que rechazan una reforma a la Constitución para beneficiar al presidente Medina con otra repostulación.

Hoy disminuyó la presencia policial en los alrededores del Congreso, así como como del patrullaje en el Centro de los Héroes.