Al bucear entre la oferta del gigante sueco es posible encontrar algunas secciones repletas de quejas por la mala calidad, las telas incómodas o incluso por daños, según ha informado BestLife.

1#1 – Colchones

Ikea

Los colchones son a menudo un gasto necesario que merece la pena. Por eso, intentar reducir ese gasto comprando en Ikea no es, desde luego, una buena elección. Entre los comentarios de los colchones de Ikea se pueden encontrar opiniones de clientes como: “es lo más incómodo que he probado nunca” o “la espuma se ha deformado hasta el punto que nuestros cuerpos se hunden y nos levantamos con dolor de espalda”.