El aspirante a la presidencia por el Partido Generación de Servidores, ingeniero Carlos Peña, pidió a la Suprema Corte de Justicia que debido al inicio del juicio de fondo contra los imputados por los sobornos de Odebrecht, es propicio que sean citados el presidente Danilo Medina, el expresidente Leonel Fernández y los funcionarios de ambos que tanto las evidencias como el rumor público reclaman sean incluidos en la investigación.

“En vista de que una serie de legisladores y exlegisladores, que no tenemos la más mínima idea del por qué el señor Ángel Rondón nos colocó como testigos a descargo, como es nuestro caso, hemos sido citados por la Suprema Corte de Justicia para la audiencia del próximo jueves 12 de septiembre, consideramos que los jefes de gobiernos en cuyas administraciones se contrató a Odebrecht, deberían con mucho más mérito, ser citados”, expresó Peña.

El exlegislador indicó que por respeto al ordenamiento jurídico establecido en el país, acudirá a la cita que de manera incomprensible le ha hecho la Suprema Corte de Justicia al ser incluido por el señor Ángel Rondón en la extensa lista de “testigos a descargo” que el empresario imputado por los sobornos de Odebrecht presentó en su escrito de defensa.

“No sé de qué cosa voy a testificar. No tengo la más mínima idea del por qué este señor incluyó nuestro nombre entre sus testigos a descargo. Entiendo que se trata de una trama de este gobierno perverso, corrupto y protector de narcotraficantes, que pretende desarticular toda oposición firme por la vía de la compra o por la vía del descrédito, pero ellos saben que eso no funciona con nosotros”, señaló Peña en tono muy enérgico.

Carlos Peña adelantó que “el que me invita, tiene que escucharme y en esa audiencia ante la Suprema Corte de Justicia diremos cosas que no han sido dichas y que obligarán a la dirección del PLD y a su gobierno a aclarar más cosas sobre el caso Odebrecht. Deben entender que no todos los políticos somos iguales y que hay políticos que no nos vendemos ni nos corrompemos”.