Con un quinto período legislativo a cuestas, representando la provincia Dajabón en la Cámara de Diputados, Gregorio Reyes Castillo, alias Goyo, de 74 años de edad, no ha logrado acumular fortunas que se evidencien, por lo menos, en las paredes y techo que le cobijan en su natal distrito municipal Manuel Bueno, perteneciente al municipio El Pino en esta provincia.

Su casa, cercada con palos de madera y alambres de púa, es modesta, de sencillez evidente, como su lenguaje, sin prisas ni verbo rebuscado.

El virtual candidato a la senaduría por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), organización donde inició su activismo a finales de los 70, dice que se animó a participar en las primarias simultáneas porque entendía que la simpatía que ha conquistado a lo interno y fuera del partido le favorecen, además, por su anhelo de presentar a la Cámara Alta, los proyectos que desde ya tiene en carpeta, para desarrollar su pueblo natal, la provincia y el país.

Lo simple, “venció al poder”

‘’Lo que pasa es que la gente te apoya un día, pero la gente sabe’’, responde Goyo a la pregunta del equipo de Diario Libre, al que recibió en su residencia, al ser cuestionado sobre cuál fue su método a emplear para imponerse ante su contrincante, la actual senadora de la provincia, Rosa Sonia Mateo, ante quien se impuso con más de un 46.15 por ciento de los votos.

Una justa que más de uno definió como “la lucha contra el poder”, por la experiencia de varias décadas de activismo de la política, y su capacidad para movilizar a sus seguidores, además del poderío que se le atribuye a quien es, también, cercana al primer mandatario.

‘’Yo pienso que sí, porque no hay motivos de que no sea posible, pienso que hay posibilidades y que tengo condiciones para llegar a la senaduría’’, confesó, confiado, pero sin sesgos de ego, don Goyo, quien dijo que aunque conocía su nivel de aceptación, desconocía aquella desbordante simpatía que le mostraba afectos con abrazos de gente que por donde quiera le llamaban por su nombre, mientras visitaba las comunidades para animarles a respaldar su precandidatura.

‘’Nosotros somos personas fáciles para que el pueblo nos llegue’’, indicó el político, al agregar que en su activismo siempre observó que solo los grandes podían resolver problemas aunque estos no resolvieran pequeñas necesidades en localidades pequeñas. ‘’Y yo dije, y por qué los pequeños no podemos también, y pensé que debía estar en algo donde yo pudiera ser un vocero, un defensor directo de la gente. Y así fuimos entonces con el activismo en las comunidades, la gente empezó a conocernos como Goyo”.

El actual diputado se ve como el futuro senador de Dajabón y se prepara para asumir la que considera es una importante posición.

El legislador tiene en carpeta varios proyectos y está seguro de que se convertirán en ley. Uno de los que pretende introducir en el Senado, para el beneficio de los pueblos fronterizos y toda la cordillera Central, es de reforestación de las cuencas y riveras de los ríos a lo largo de toda la frontera. Dijo que cada fin de semana se dirige a la cordillera Central, con una comisión del Ministerio de Medio Ambiente, a sembrar árboles, porque considera que ‘’el medio ambiente es futuro y hay que prepararlo a las próximas generaciones’’.

El diputado es el autor de un proyecto, que ya se aprobó en la Cámara de Diputados, que contempla la construcción de la presa “Boca los Ríos’’, en el río Guayubín, en una zona rural de la provincia Santiago Rodríguez. La obra, dice, será una de las más importantes y trascendentes, porque impactará directamente en el tema de la sequía, además de que disminuirá en más de un 80 por ciento las inundaciones que tanto daño producen en los campos agrícolas del noroeste. Veintiséis compañías participan en la licitación.

Cuenta que la presa producirá agua para su potabilización y consumo para la producción energética, para el riego de tierras agrícolas, y para el turismo.

De su autoría, es también la Ley que regulariza los Mercados Fronterizos, la 216-11, la cual, tras siete años en el Congreso, logró fuera una legislación que demandara soluciones para reorganizar la actividad comercial binacional, que representa el esfuerzo de gestión de recursos más importantes en los pueblos de la frontera por el movimiento económico que genera.

De ella, dijo que es una ‘’ley muerta’’ porque no se aplica, debido a que sus considerandos, planteados para el beneficio de esa actividad comercial, ‘’chocan con los intereses de las alcaldías y estas no la aplican’’.

Dijo que en la Cámara de Diputados hay pendiente de discusión una posible modificación a la Ley 28-01, que crea una zona especial de Desarrollo Fronterizo, la cual considera es una de las legislaciones que más pudieran favorecer a las comunidades fronterizas, si se hiciera cumplir, pero dice que esta legislación es una página muerta para la frontera.

Gregorio entiende que muchas empresas se benefician de las facilidades de esta ley; se crean a la sombra de esta, pero no cumplen con sus mandatos.

Sugirió se implementen controles para hacerla cumplir.

Sobre Sonia Mateo

¿Qué piensa usted de su compañera de partido Sonia Mateo? Se le cuestionó. ‘’Tengo para decirle a usted que la compañera Sonia Mateo es de familia trabajadora, yo no podría denostarle en ningún momento, porque no somos iguales, porque siempre me denostó en todas partes, en su discurso, con una correa y eso. Yo le puedo decir que es de familia buena, trabajadora. …eso es lo que puedo decir de ella y no es la finalidad burlarme de ella, nosotros llamamos siempre a la unidad’’, enfatizó.

‘’Este pueblo es muy inteligente’, continúa. ‘’Una persona con veintiún años en el Congreso y el pueblo vea a una gente que viene de la capital y llega los viernes y es a visitar los pueblos, pero si me ven que vengo, y que yo vivo en fiestas y en resorts, que me estoy dando vida… Pero no, nosotros hemos dedicado nuestra vida a servirle al pueblo. Es un compromiso, el mérito de un diputado es del pueblo, usted no puede usarlo para usted beneficiarse’’.

Habló de las pequeñas acciones que ha hecho y que considera importantes para las pequeñas localidades, como resolver el problema de transporte para los estudiantes, cuyos padres expresaron su preocupación por el peligro al que se exponían los universitarios al llegar a altas horas de la noche, sin transporte propio.

Goyo logró que se introdujera en el presupuesto del próximo año los recursos, unos 600 millones de pesos para la construcción de la carretera Cruce Las Lanas-Manuel Bueno Loma de Cabrera, la cual será entregada a la compañía que gane la licitación el próximo 16 de diciembre.

La vía con una extensión de 22 kilómetros de longitud en la que se construirán seis puentes y uno grande resolverá un grave problema de movilidad en las comunidades beneficiadas, además impactará positivamente en la mejoría del transporte de la producción agrícola.

El distrito municipal Manuel Bueno, que tiene agua potable, energía eléctrica, su liceo nocturno, policlínica, parques y otras obras, está integrado por unas 500 familias.