El carisma se tiene, o no se tiene. Steve Jobs era un privilegiado y sabía ganarse a la gente con su labia… y su inteligencia. Business Insider desglosa la reacción de Steve Jobs, destacando una serie de pautas que pueden sernos muy útiles para enfrentarnos a un insulto.

6Truco 1: Pensar antes de actuar

Esa la primera lección: si respondes en caliente a un insulto, posiblemente dirás algo de lo que luego te arrepentirás. Es mejor pararse a pensar lo que vas a decir, aún a costa de los silencios incómodos. Te calmarás y elegirás mejor la respuesta.