La Procuraduría General de la República reveló que “hay evidencias” de que la firma de Juana Domínguez Salas, la mujer que fue golpeada y estrangulada el lunes por su pareja en San Pedro de Macorís, fue falsificada en el acuerdo al que arribó con su agresor después de que hace dos años este intentara sin éxito ultimarla.

La vocera de la Procuraduría, Julieta Tejada, sostuvo que está en proceso de investigación determinar quien fue que alteró la firma de la hoy occisa.

El caso de Juana Domínguez Salas es parecido al ocurrido con la abogada Anibel González, ultimada en agosto de este mismo año por su expareja y con quien supuestamente había llegado a un acuerdo después de que la hiriera con armas blancas, pero después se estableció que su rúbrica había sido falsificada.

Indica el Diario Libre que por el caso de Anibel González guarda prisión preventiva el abogado Alexis Chanel Aponte Montás, a quien se señala que alteró la firma. La suspendida fiscal Margarita Hernández está detenida, acusada de asociación de malhechores porque fue quien gestionó ambos acuerdos con los feminicidas.