Un partido de tenis entre la estadounidense Alycia Parks y la canadiense Katherine Sebov, en Las Vegas (Nevada, EE.UU.), acabó a golpes en plana cancha tras un apretón de manos demasiado vigoroso que se dieron ambas deportistas.

Parks, que perdió por 6-0, 7-6, primero arrojó su raqueta contra el suelo y, tras el saludo tradicional, comenzó a golpear a Sebov por «estrujar su mano con mucha fuerza».



En pleno incidente, el padre de la competidora estadounidense saltó desde la tribuna al terreno de juego para defender a su hija, pero el juez de silla intervino con rapidez y separó a las mujeres.



La Federación Internacional del Tenis abrió una investigación y aún se desconoce si tomará medidas disciplinarias, detalla el portal Essentially Sports.



Entérate más:  Tiktoker se suicida en una transmisión en vivo