La mujer asegura que durante un viaje a Londres en 2001, Epstein y su amiga Ghislaine Maxwell la presentaron a Andrés y los cuatro fueron a un club nocturno. GETTY*REUTERS

Londres, Reino Unido. Una mujer estadounidense que afirma haber sido forzada cuando era menor a mantener relaciones sexuales con el príncipe Andrés denunció las “ridículas excusas” del hijo de Isabel II de Inglaterra en una entrevista difundida el lunes por la televisión pública británica.

“Imploro a la gente en el Reino Unido que se ponga de mi lado, que me ayuden en esta lucha, que no acepten esto como algo normal. Esto no es una sórdida historia de sexo. Esta es una historia de tráfico” sexual, afirmó Virginia Giuffre, de 36 años, al programa Panorama de la BBC.

Giuffre ha denunciado que, cuando tenía 17 años, fue llevada a mantener relaciones sexuales con amigos del financiero estadounidense Jeffrey Epstein, acusado de violación a menores y hallado muerto en una cárcel de Nueva York en agosto.

La mujer asegura que durante un viaje a Londres en 2001, Epstein y su amiga Ghislaine Maxwell la presentaron a Andrés y los cuatro fueron a un club nocturno.

Andrés “me invitó a bailar”, explicó, asegurando que “es el bailarín más horrible que he visto en mi vida”.

“Fue horrible, este tipo estaba sudando sobre mí, su sudor era como si estuviera lloviendo”, agregó. “Yo estaba asqueada, pero sabía que tenía que mantenerlo feliz porque eso es lo que Jeffrey y Ghislaine esperaban de mí”.

Giuffre explica que cuando salieron del club Maxwell le dio instrucciones: “En el coche, Ghislaine me dijo que tenía que hacer por Andrés lo que hacía por Jeffrey y eso me enfermó”.

La mujer asegura que esa noche mantuvo relaciones sexuales con el príncipe en la casa de Maxwell en el elegante barrio londinense de Belgravia.

El mes pasado, el príncipe, de 59 años, dio una polémica entrevista a la BBC en la que afirmó no acordarse de haber conocido a Giuffre y que “absolutamente y categóricamente” no tuvo sexo con ella.

También dijo no recordar haberse hecho una polémica fotografía con la muchacha, en la que aparece rodeándola con el brazo y con la mano sobre su cintura, y sugirió que podría haber sido retocada.

“La gente va a seguir dando esas ridículas excusas, como que su brazo fue alargado o que la foto fue manipulada”, dijo Giuffre.

“Yo digo que todo esto es mierda”, afirmó. “Él sabe lo que pasó, yo sé lo que pasó. Y sólo uno de nosotros dice la verdad y sé que soy yo”, subrayó.

A raíz del escándalo provocado por la entrevista a la BBC, en que defendió su amistad con Epstein, Andrés se vio obligado a dimitir de sus funciones oficiales hace dos semanas.