¿Es la política dominicana una monarquía?

Parece que la pasión por la actividad política se hereda y pasa a través de nuestro ADN, a juzgar por el escenario político actual en República Dominicana, en donde encontramos segundas y hasta terceras generaciones de familias políticas. Aquí les dejamos algunos ejemplos:

Carolina Mejía (hija de Hipólito Mejía, expresidente de la República)

Faride Raful (hija de Tony Raful, importante miembro del PRD, ahora PRM)

Luis Abinader (hijo de José Rafael Abinader, exsenador de Santiago)


Omar Fernández (hijo de Leonel Fernández, expresidente de la República)

– Orlando Jorge Villegas (hijo de Orlando Jorge y nieto de Salvador Jorge, expresidente de la República)

– Wellington Arnaud (hijo de Winston Arnaud)

– Fellito Subervi (hijo de Fello Subervi, exalcalce de la ciudad de Santo Domingo)

-Ramfis Domínguez Trujillo, nieto del dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina.

Esto solo por mencionar los más destacados y mediáticos, ya que también podemos incluir al hijo de Fiquito Vásquez, el hijo de Guillermo Gómez, el hijo de Ramón Núñez, el hijo de Amarante Baret, el hijo de Andrés Bautista, entre otros.

Definitivamente no podemos juzgar a nadie por lo logrado (ni positivo ni negativo) por su padre y cada quien debe construir su propio legado y reputación.

Esperemos que estos nuevos exponentes políticos puedan llevar la Republica Dominicana por buenos senderos de progreso y estabilidad.