Los Angeles. Quentin Tarantino y su oda al Hollywood de los 60 y el drama de guerra “1917” protagonizaron los Globos de Oro entregados anoche, en el que Netflix salió prácticamente con las manos vacías.

“Había una vez en Hollywood” cerró con tres estatuillas, incluida la de mejor comedia y mejor actor de reparto para Brad Pitt, mientras que la cinta del británico Sam Mendes se llevó el mayor premio de la noche, el de mejor drama, así como mejor director.

“¿Puedo decir que no hay otro director en esta sala, otro director en el mundo que le pueda hacer sombra a Martin Scorsese? Tenía que decirlo”, dijo Mendes al recibir el trofeo.

“Guasón” cerró con dos, incluido el de mejor actor para el aclamado Joaquin Phoenix, lo mismo que “Rocketman”, el musical inspirado en la vida de Elton John, que acabó también con un par de triunfos: mejor canción original, que compuso el propio intérprete con Bernie Taupin, y mejor actor de musical/comedia, para Taron Egerton.

“Historia de un matrimonio”, que llegó dominando las nominaciones con seis, terminó con un solo Globo, el de mejor actriz de reparto para Laura Dern, mientras que “El irlandés”, el filme de gángsters de Martin Scorsese, no ganó ninguna de sus cinco nominaciones.

“Parásitos” se llevó el premio a mejor filme en lengua no inglesa, en el que competía “Dolor y gloria” del español Pedro Almodóvar.

Los Globos de Oro, la fiesta más grande de Hollywood, abren la temporada de premios que este año termina el 9 de febrero con los Óscar.

Y los resultados de la noche de este domingo son un primer termómetro de lo que vendrá.

– Awkwafina hace historia –

El comediante británico Ricky Gervais abrió el show con su afilado humor, abordando temas polémicos como el MeToo, Jeffrey Epstein, el escándalo de admisión de las universidades y la guerra del streaming.

“Nadie va al cine, nadie ve las cadenas de televisión. Todo es Netflix, yo debería salir en este show y decir ‘se ganaron todo, Netflix’, buenas noches”, lanzó.

Nada más lejos de la realidad. El gigante del streaming, que llegó con 17 nominaciones en categorías de cine, más que cualquier otro estudio, se llevó apenas un trofeo, el de Dern.

Y en televisión, donde también tenía 17 nominaciones, terminó con un triunfo, por la actuación de Olivia Colman en “The Crown”.

Awkwafina, la actriz estadounidense de ascendencia china y surcoreana, se llevó el Globo a mejor actriz de musical o comedia por la película “The Farewell”, convirtiéndose en la primera mujer de ascendencia asiática en ganar en esta categoría.

Renée Zellweger ganó por su parte como mejor actriz de drama por su papel como Judy Garland en la biopic “Judy”.

Al llevarse el premio, Brad Pitt agradeció a los también nominados Al Pacino, Tom Hanks, Joe Pesci y Anthony Hopkins, pero principalmente a su compañero en la pantalla, Leonardo DiCaprio.

“No estaría aquí si no fuera por ti. Gracias, yo hubiera compartido la tabla contigo”, bromeó en referencia al final del filme “Titanic”.

– Barrera de subtítulos –

Al ganar con “Parásitos” –que no podía competir a mejor filme por las reglas del certamen–, Bong Joon-ho dijo, a través de un traductor: “Una vez que superen la barrera de una pulgada de altura de los subtítulos, tendrán muchas más películas increíbles”.

Por “Dolor y gloria”, Antonio Banderas competía como mejor actor dramático, la categoría que ganó Joaquin Phoenix por “Guasón”, con su aclamada interpretación del villano de Batman.

“Sr. Link” se impuso como mejor filme animado, superando a gigantescas producciones como “Toy Story 4”, “Frozen II” y “El Rey León” de Disney.

Los Globos de Oro también premian lo mejor de la televisión.

Russell Crowe, que se alzó como mejor actor en una miniserie o película para TV, no asistió a la gala debido a los devastadores incendios que azotan Australia.

En un mensaje que envió, leído por Jennifer Aniston, Crowe expresó que “la tragedia que se desarrolla en Australia es parte del cambio climático”.

“Succession” se llevó el premio a mejor serie de televisión dramática, mientras que Phoebe Waller-Bridge se alzó con el Globo a mejor actriz en comedia por “Fleabag”, que también ganó el premio a mejor serie de comedia.