El dolor de cabeza para muchos de los artistas es tener que lidiar con deudas, negocios y administración de sus bienes. Generalmente, para esas tareas delegan a un personal de confianza que vela por su patrimonio.

En estos casos en España los artistas no cuentan con las facilidades que ofrecen otros países a los famosos.

6Alejandro Sanz

Este inicio de año el cantante español Alejandro Sanz atraviesa por una de sus peores crisis económicas. Según reportó el periódico El País, el cantautor enfrenta una deuda de unos 10 millones de euros. La turbulencia económica implica demandas y evasión de impuesto. En el 2019 Sanz perdió una demanda contra su ex representante, Rosa Lagarrigue, por lo que tendrá que pagarle al menos cinco millones de euros. También la agencia de Lagarrigue (RLM S.L) interpuso una denuncia contra el cantautor madrileño, luego de que este salió de forma unilateral de esa empresa de representación en 2016. Tampoco las cuentas están muy claras en su empresa y para 2017 se develaron ingresos inferiores y el resultado fue negativo, con muchas pérdidas económicas. Por ello se ha visto en la necesidad de vender parte de su patrimonio, como una lujosa propiedad en un sector muy exclusivo de Madrid y un local en el norte de la capital española.