Una pequeña, nacida por cesárea en un hospital de Brasil, parece no estar muy de acuerdo con su llegada al mundo. Así parece atestiguarlo una foto que le hicieron nada más nacer, en la que aparece frunciendo el ceño ante el médico que intenta estimular su respiración.

La imagen fue compartida en Facebook por un fotógrafo profesional, contratado por la madre para retratar los primeros momentos junto a su hija, y desde entonces se ha convertido en viral, dando la vuelta al mundo.

"Hoje é meu parto e nem tenho roupa para esse evento "

Posted by Rodrigo Kunstmann Fotógrafo Profissional on Saturday, February 15, 2020

Muchos usuarios de las redes sociales han bromeado por la expresión de seriedad de la pequeña. Algunos creen que está enojada con los médicos por sacarla de la comodidad del vientre de su madre o que, simplemente, da a entender con su mohín de disgusto que aún no estaba lista para nacer.

Fuente: RT

¿Usted qué opina?