Las empresas distribuidoras de electricidad EdeNorte, Edesur y EdeEste negaron que hayan duplicado el costo de su factura eléctrica a los clientes, como han denunciado muchos a través de las redes sociales y medios de comunicación.

En un comunicado conjunto, las compañías explicaron que el aumento en la tarifa que los usuarios han visto reflejado en sus facturas se debe a que durante todo el tiempo de cuarentena, ordenada por el Gobierno para enfrentar la pandemia del COVID-19, mantuvieron el servicio por 24 horas y sin interrupciones y de ahí el aumento del consumo experimenta por los hogares.

“Todos nuestros clientes residenciales que recibían suministro electricidad las 24 horas antes de la pandemia han consumido más electricidad y más aún aquellos que no disfrutaban de ese servicio su consumo ha sido mayor, lo que le hace una facturación más alta y en algunos casos el precio por kilowatts es más caro, al cambiar en la escala tarifaria”, acotaron las compañías en un comunicado reseñado por Dominicanoshoy.com.

Sostuvieron que parte de sus clientes, regulados y no regulados, se han quejado a través de los medios de comunicación y directamente a sus oficinas por la facturación en la que muchos de sus negocios e industrias han permanecido sin actividad productiva. En estos casos, explicaron que lo sucedido fue que esos clientes, en sus contratos, tienen una potencia contratada, según establecen resoluciones SIEC-237-98 y las posteriores emitidas por la Superintendencia de Electricidad, “por lo cual se les ha facturado con un pago mínimo de servicio”.

Las Edes señalaron que, en muchos casos de esos clientes, “ya hemos llegado a acuerdos de pagos parciales y estamos buscando una salida colectiva para ellos”.

Sigue a EnSegundos en Google News