Suecia, que rechazó confinar a la población para luchar contra la propagación del coronavirus, anunció este lunes que ha registrado más de 4.000 decesos por covid-19, el 90% de mayores de 70 años.

De los 33.843 casos confirmados, la agencia pública de salud reportó 4.029 fallecidos en este país de 10,3 millones de habitantes.

Según el portal internet Worldometer, la tasa de letalidad del nuevo coronavirus es de 399 por millón de personas en Suecia.

Una tasa muy superior a la constatada en los países nórdicos vecinos, como Noruega (43 por millón), Dinamarca (97) y Finlandia (56) que adoptaron medidas de confinamiento.

En cambio, es más baja que en España (615), Gran Bretaña (542) o en Francia (435).

Anders Tegnell, un especialista de epidemias de la agencia pública de salud, advierte que cualquier comparación de las cifras debe hacerse con prudencia.

“En Suecia, cualquiera que haya sido diagnosticado con covid-19 y muere en los treinta días siguientes está considerado como un caso de covid-19, independientemente de la causa real de la muerte. Y sabemos que en otros muchos países se utilizan otras formas de conteo”, dijo a la AFP.

A diferencia de otros países en Europa, Suecia, donde la población no ha sido confinada, ha mantenido abiertas las escuelas (para los menores de 16 años), los cafés, los bares y las empresas, y las autoridades recomendaron a la población que “asuma sus responsabilidades” y respeten las recomendaciones de distanciamiento social.

La agencia pública de la salud sueca estima que esta opción es pertinente a largo plazo y considera que las medidas adoptadas para un periodo corto son ineficaces con relación al impacto que tienen en el conjunto de la sociedad.

Sigue a EnSegundos en Google News