El petróleo bajó el miércoles lastrado por el retorno de las tensiones sino-estadounidenses e interrogantes sobre la futura producción de Rusia.

En Londres el barril de Brent para entrega en julio cedió 4% a 34,74 dólares mientras que en el mercado de Nueva York el WTI, también para julio, bajó 4,5% a 32,81 dólares.

Un aporte negativo para los precios fue la degradación de las relaciones entre Estados Unidos-China, dijo Fiona Cincotta, analista de la firma City Index.

Los enfrentamientos entre las superpotencias recrudecieron por acusaciones sobre la pandemia de coronavirus y el repudio y amenazas de sanciones de Washington a una nueva ley de seguridad para Hong Kong.

Los precios estuvieron también presionados por comentarios de Rusia en los que insinuó que podría aumentar su producción desde julio a pese de compromisos asumidos con la Opep, dijo que Robbie Fraser de Schneider Electric.