Asesor del Poder Ejecutivo vaticina repunte de casos de la COVID-19

Finalizadas las elecciones y con prácticamente todas las actividades económicas reanudadas, el escenario epidemiológico en la República Dominicana tiende a complicarse y se anticipa un repunte de casos de COVID-19 en los próximos catorce días, equivalentes al ciclo viral de la enfermedad.

Esa es la apreciación del doctor Amado Alejandro Báez, director ejecutivo del Comité de Emergencia y Gestión Sanitaria para el coronavirus (Ceges) creada por el Poder Ejecutivo, quien explicó que el incremento del número de casos observado en los últimos días obedece a una combinación de factores, comenzando con el proselitismo político asociado al pasado certamen electoral, la desescalada económica, la indisciplina de muchos ciudadanos y al aumento del número de pruebas PCR en los operativos desplegados por las autoridades.

Aunque el boletín epidemiológico 109, publicado ayer por el Ministerio de Salud Pública establece que el domingo fueron detectados 703 nuevos casos positivos, los días viernes y sábado el país alcanzó las cifras más altas de toda la pandemia, con 1,036 y 1,241 casos, respectivamente.

“(Ante) el mayor número histórico de casos absolutos en RD anticipamos un aumento de casos asociados a actividades del 1 de julio y 5 de julio. Estos empezarán a verse luego de 14 días (ciclo viral). Ahora es el momento para aislar, controlar y aumentar capacidad de respuesta. Ahora es el momento de aceptar responsabilidad ciudadana solidaria”, apuntó el especialista en su cuenta de Twitter.

Agregó que aunque el aumento de pruebas y los operativos locales han producido un incremento de los números absolutos y generan una tendencia hacia la selectividad de positivos, se evidencia un aumento preocupante de casos y aceleración en un mayor número de provincias.

Informa El Caribe que para hacer frente a lo que se avecina, el doctor Báez explica que el plan operacional contempla fortalecer la capacidad hospitalaria provincial, soluciones de telemedicina, aumentar la dotación hospitalaria, multiplicar la fuerza laboral en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y hacer sinergias entre el sector público y privado de la salud. “Todo centro privado tiene la obligación moral y responsabilidad cívica de tener una dotación de camas dedicadas a COVID-19. Sepan que los vamos a apoyar.
Sólo juntos saldremos adelante”, enfatizó el especialista en una serie de mensajes publicado en la red social.

80% de camas de UCI están llenas

Según los datos del boletín, hasta las 6:00 de la tarde del domingo habían hospitalizadas 3,803 personas, de las cuales, 208 estaban en Unidades de Cuidados Intensivos, es decir, 12 más que el sábado.

Ayer la Sociedad Dominicana de Medicina Crítica y Cuidados Intensivos (Sodomecu) hizo un llamado de alerta a la Comisión de Alto Nivel del Poder Ejecutivo, al Comité de Emergencia Sanitaria y al Ministerio de Salud Pública a prestar atención al incremento significativo de los pacientes recluidos en las diferentes unidades de cuidados intensivos, las que, según dice, se encuentran llenas o con una ocupación por encima del 80% de sus camas.

“Es por esto que hacemos constatar mediante este comunicado que se hace urgente habilitar nuevas UCI, incrementar el número de camas, ventiladores y sobre todo, el personal sanitario que pueda dar apoyo e intervenir en el proceso de combate de la pandemia”, enfatizó la doctora Miguelina Pichardo, presidenta de la Sociedad, quien urgió a las autoridades tomar medidas antes que el sistema de salud quede doblegado o totalmente incapacitado.

Defunciones se elevan a 804

Los datos oficiales revelan que el domingo se produjeron diez nuevas defunciones que elevan a 804 el saldo fatal de la pandemia y colocan en 2.11% la tasa de letalidad, mientras la positividad en las muestras procesadas en las últimas cuatro semanas bajó a 23.92%. El documento muestra que los casos activos aumentaron a 17,835 y el total de pacientes recuperados ascendió a 19,489. Un factor interesante a destacar es que la edad promedio de los contagiados bajó de 39 a 38 años, en un rango que va de los 28 a los 52 años, lo que indica que los infectados con el virus son cada vez más jóvenes. La mayoría de infecciones siguen concentradas en el Distrito Nacional con 217 nuevos casos, el cual acumula 4,865 casos activos y 146 fallecimientos. Le sigue la provincia Santo Domingo con 187 casos nuevos, 5,246 casos activos y 191 defunciones.

En medio de este sombrío panorama y levantado el toque de queda que imperó durante más de tres meses en estado de emergencia, el país ha quedado a merced de una resolución del Ministerio de Salud Pública que declara epidémico el territorio nacional. Aunque dicha disposición establece como obligatorio el uso de mascarillas y entre otras cosas, mantiene clausurados los establecimientos de diversión y centros educativos, no tiene facultad legal para restringir el movimiento de las personas que ya pueden circular a todas horas sin más límites que el sentido común y la responsabilidad individual para acatar el distanciamiento físico y la higiene para evitar la propagación del virus.