Periodista de Diario Libre en larga espera para una prueba PCR de Covid-19

La periodista Argénida Romero, quien labora en el periódico Diario Libre, reveló hoy que tuvo que luego de haber solicitado la asistencia al laboratorio Referencia, ante síntomas de Covid-19 cuenta lo que tuvo que pasar para conseguir una prueba tipo PCR.

Esto es lo que relató la comunicadora desde su cuenta en Twitter.

Buenos días. Hago un hilo pequeño para narrarles lo difícil que es este tema del coronavirus, incluso cuando ya no tienes síntomas y necesitas retomar tu rutina. Hacerse una segunda prueba para verificar si puedes es hoy en día una odisea en República Dominicana.

1. Hoy es mi día 22 de confinamiento desde que empecé con síntomas. Me tomaron la muestra para la primera prueba PCR al séptimo día de mi encierro. Al día siguiente me entregaron un resultado de virus detectado. Este lunes, a 14 días del diagnóstico, me indican la segunda prueba.

2. Desde el lunes me he mantenido llamando a los laboratorios. El número de contacto de Referencia, donde me realice la primera prueba, que costó horas largas en el teléfono para la cita, ni siquiera timbra, se cae la llamada o sale un mensaje de “no está disponible”.

3. En Amadita tienen un horario dr de 8 a 10 de la noche para hacer la cita. Anoche, un mensaje decía que el número no estaba en servicio o de entrada no timbraba. Hace una hora volví a llamar, el mismo número, sin problemas. Un mensaje me dice que ya no hay cupo para citas.

4. En Patria Rivas llamé varias veces ayer. Nunca levantaron la llamada. Acabo de llamar a un número telefónico de Laboratorio Nacional, con la misma suerte.

5. Apunto que el mismo lunes, luego de horas al teléfono, mi esposo decidió ir personalmente a las oficinas de Referencia y Amadita con la esperanza de hacer cita. La misma respuesta en ambos lugares: sólo vía telefónica.

6. Ya cansados, ayer le solicitamos a la doctora que nos atiende una indicación de la prueba de sangre, no rápida, que no cubre el seguro médico. Para esa hay cupo en Amadita, y para las pruebas rápidas también. Llamamos y nos dijeron que habían 67 llamadas en espera.

7. ¿Qué opción nos queda para saber si ya podemos retomar nuestra “covidianidad”? Pagar la prueba de sangre no rápida que no cubre el seguro, y que será “toda una inversión” porque somos tres personas en casa. Es eso o no saber cuándo podremos acceder a una prueba PCR.

8. Tenemos muchas cosas que atender y que no podemos por esta situación. Es haber pasado por síntomas y por el estrés físico y mental con el COVID-19, y ahora es el estrés de estar encerrados atento a “la suerte” de tener acceso a una prueba PCR.

Sigan la conversación con Argénida en Twitter.com/ArgenidaRomero