EEUU invita a China a conversaciones para limitar el armamento

Estados Unidos invitó este jueves a China a conversar sobre el control de armas, diciendo que observa una apertura con Pekín sobre negociaciones tripartitas con Rusia, a pesar de los desacuerdos.

“Estados Unidos recibe de buena manera el compromiso de China para iniciar negociaciones sobre el control de armas. En tal sentido, los prudentes próximos pasos precisarán incluir reuniones cara a cara entre Estados Unidos y China”, dijo Morgan Ortagus, portavoz del Departamento de Estado.

La administración del presidente Donald Trump ha exigido que China forme parte de las conversaciones sobre el sucesor del tratado New START, que limita el arsenal nuclear de Rusia y Estados Unidos y expira el 5 de febrero de 2021.

Pekín se abstuvo de participar en las conversaciones iniciales sobre el tratado celebradas el pasado junio en Viena entre los otrora rivales durante la guerra fría.

Pero el miércoles China expresó su voluntad de participar en negociaciones sobre control de armas con Estados Unidos, advirtiendo que Washington debe reducir drásticamente su arsenal hasta igualarlo con el que posee Pekín.

Fu Cong, director general del Departamento de Control de Armas del Ministerio de Exteriores chino, dijo que la propuesta de Estados Unidos no era más que un “ardid” para que Washington pueda abandonar el New START y quedar liberado para incrementar su programa nuclear.

A pesar de eso, Estados Unidos dijo que Marshall Billingslea, el negociador estadounidense, invitaría a China para una conversación que siga abordando el tema.

“Todos traeremos diferentes perspectivas y objetivos a la mesa de negociación y con seguridad tendremos desacuerdos”, dijo Ortagus.

“Pero es tiempo de diálogo y diplomacia entre las tres mayores potencias nucleares sobre cómo impedir una nueva carrera armamentística”, agregó.

En 2020, los estadounidenses poseen 5.800 ojivas nucleares y los rusos 6.375, frente a las 320 chinas, 290 francesas y 21 británicas, según el Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (SIPRI, según sus siglas en inglés).

Fuente: AFP