Airbus da un paso adelante para resolver su conflicto con EEUU

Airbus hizo un gesto de buena voluntad este viernes en el conflicto que le opone a Boeing ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), algo que según la Unión Europea (UE) debería producir el fin “inmediato” de los aranceles impuestos a productos europeos en Estados Unidos.

“Los injustificados derechos de aduana a los productos europeos no son aceptables”, dijo el comisario europeo de Comercio, Phil Hogan. “Si no se resuelve este diferendo, la UE se reserva el uso de su derecho a la sanción”, agregó.

“Si Estados Unidos sigue negándose a negociar de forma amistosa, la Unión Europea no tendrá otra opción que adoptar sanciones contra productos estadounidenses (…) Estamos decididos a hacer respetar nuestros derechos”, reafirmó el ministro francés de Economía, Bruno Le Maire.

El fabricante europeo de aviones y su competidor estadounidense, y por extensión Bruselas y Washington, se enfrentan desde octubre de 2004 ante la OMC. La razón son las subvenciones públicas que reciben las dos compañías, consideradas ilegales por ambas partes.

Es el conflicto comercial más largo y complicado tratado por la OMC.

“Después de 16 años de diferendo, se trata de la última etapa antes de poner fin a este diferendo y eliminar las justificaciones a los derechos de aduana estadounidenses”, afirmó Airbus este viernes en un comunicado.

Concretamente, Airbus negoció con los gobiernos español y francés para revisar al alza los intereses que debe pagar por las cantidades que ambos le adelantaron para el lanzamiento del avión de largo recorrido A350 y que la compañía debe reembolsar.

Este sistema de avances reembolsables permite limitar los riesgos financieros cuando se lanzan proyectos de gran envergadura.

– Encontrar una solución –

A partir de ahora las tasas de interés “corresponden a lo que la OMC considera tasas de interés y criterios de evaluación de los riesgos”, estima Airbus.

“Hemos aceptado todas las exigencias de la OMC. Estas modificaciones suplementarias (a los avances reembolsables) del A350 muestran que Airbus no ha dejado de lado ningún detalle con el fin de encontrar una solución”, consideró el presidente ejecutivo de Airbus, Guillaume Faury, citado en el comunicado.

“Es una señal clara de apoyo a los que sufren el violento impacto de los aranceles impuestos por el USTR (el representante estadounidense de comercio), sobre todo en un momento en que la industria se ve duramente afectada por la crisis de la covid-19”, añadió el responsable.

El constructor “no quería esperar más” y deseaba mostrar su firme voluntad de plegarse a las exigencias de la OMC, explicaron fuentes cercanas a la compañía. No tenían obligación jurídica de hacerlo, agregaron estas fuentes, confiando en que “Estados Unidos haga a su vez un verdadero gesto”.

En este largo conflicto tanto Airbus como Boeing ya proclamaron en varias ocasiones que se plegaban a las normas de la OMC.

Estados Unidos recibió en octubre la autorización de la OMC para gravar durante un año la importación de bienes y servicios europeos por hasta 7.500 millones de dólares por las subvenciones de Bruselas a Airbus. De inmediato, Washington anunció aranceles suplementarios a productos europeos.

Es la sanción más dura impuesta por la OMC. Desde entonces, Estados Unidos aplica aranceles del 25% a productos como el vino, el queso y las olivas de Europa.

En marzo, las tasas aduaneras del 10% a los aviones Airbus aumentaron al 15% y también afectan a las aerolíneas estadounidenses que deciden equiparse con el fabricante europeo, señaló la firma.

La UE espera que la OMC también le autorice a imponer aranceles por las subvenciones que Washington concede a Boeing, algo que no podrá ocurrir antes de septiembre u octubre.

Fuente: AFP