“El que se quiera ir del PLD , que se vaya”

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) ha entrado en una etapa de unidad firme de todos sus miembros, superando el grupismo y preparándose para renovar todos sus organismos y sus dirigentes, afirmó Temístocles Montás, presidente de esa organización política.

El dirigente peledeísta informó que el Comité Político determinó que mientras haya pandemia de COVID-19, ese organismo se reunirá el primer domingo de cada mes, iniciando el 6 septiembre, y que el Congreso del PLD comienza el 4 de octubre y finaliza el 15 de diciembre con la elección de todos sus dirigentes en un proceso democrático y participativo.

Al ponderar la importancia de que el PLD ha superado el grupismo que lo afectó hasta octubre pasado, el dirigente político señaló que la experiencia le indica que en la nueva situación habrá un repunte de la fuerza política peledeísta como sucedió en 1992 cuando importantes dirigentes abandonaron la organización.

“Ahora no hay grupos en el PLD. El Congreso elegirá al Comité Central y este a los miembros del Comité Político. Actualmente todos los dirigentes somos provisionales y el Congreso elegirá a los nuevos dirigentes”, apuntó Montás al ser entrevistado en el programa televisivo Matinal 5, por Telemicro.

Indica Noticias SIN que Montás afirmó que toda la base del PLD será reestructurada porque estuvo montada en una unidad que se rompió en octubre pasado con la salida del expresidente Leonel Fernández de la presidencia del partido.

Ante la pregunta de si es cierto que algunos dirigentes, legisladores y alcaldes electos en la boleta del PLD podrían abandonar el partido morado para irse al lado de Fernández, Montás dijo que no tienen interés en impedir que quien quiera salir salga.

“El que se quiera ir, que se vaya. Se fue el presidente del partido. No le vamos a poner una camisa de fuerza a nadie para impedirle que se vaya, si se quiere ir”, advirtió el presidente del PLD.

Preguntado si no teme que el nuevo gobierno del Partido Revolucionario Moderno (PRM) que asume el poder el domingo desate una persecución judicial contra los dirigentes del PLD que fueron funcionarios, Montás dijo que lo único que los nuevos gobernantes tienen que tomar en cuenta es que en República Dominicana se vive un Estado de derecho y cualquier acusación debe tener sustentación, pues de lo contrario se convierte en un circo que afecta la justicia.

“Si se va a someter a alguien a la justicia, que sea con expedientes sustentados, respetando la Constitución, la presunción de inocencia y los derechos de los afectados”, señaló el presidente del PLD.

Cuando se le preguntó sobre las causas de la derrota electoral pasada, Montás dijo que prefiere exponer sus opiniones en los organismos del PLD, pero descartó que factores internacionales influyeran en el resultado adverso para el partido morado.

Consideró que las causas del fracaso fueron múltiples y adelantó que una de ellas fue que en el gobierno de Danilo Medina, entre 2012 y 2020, un millón de dominicanos pasó a engrosar la clase media y ese cambio creó nuevos reclamos, no ya de demandas materiales, sino de tipo político.